Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Alimentos El Arco despide empleados tras aprobación de plan de reestructuración.

Alimentos El Arco despide empleados tras aprobación de plan de reestructuración.

Alimentos El Arco, la conocida compañía de supermercados, ha tomado la decisión de enviar las primeras cartas de despido a más de veinte trabajadores este martes, según fuentes de la Plataforma de afectados por los impagos. En estas cartas se especifica que los contratos serán finalizados el 15 de mayo, es decir, al día siguiente, por razones económicas y administrativas.

El Grupo El Arco también señala que no podrá proporcionar a los despedidos las respectivas indemnizaciones debido a las dificultades financieras y falta de liquidez que actualmente enfrenta la empresa.

Además, se informa a los trabajadores despedidos que tendrán derecho a recibir la liquidación de sus salarios pendientes hasta el momento de su despido, incluyendo el pago por los días de preaviso, aunque estos pagos serán cubiertos por el Fogasa.

Alimentos El Arco justifica los despidos como parte de un proceso de reestructuración de recursos humanos tras un acuerdo con el Grupo Cuevas, argumentando que algunos puestos de trabajo se consideran excedentes debido a cambios en las líneas de actividad y una plantilla más reducida.

Estas notificaciones llegan poco después de que la Justicia aprobara el plan de reestructuración presentado por El Arco y Cuevas para abordar la situación financiera del grupo asturiano, que incluye la venta de 29 tiendas a Cuevas y una quita del 70% de la deuda con los proveedores, que asciende a 31 millones de euros.

La Plataforma de afectados por los impagos considera que estos despidos son una estrategia para evitar asumir responsabilidades una vez que la empresa pase a manos de Cuevas, lo que podría cambiar su situación financiera y evitar el pago de las compensaciones laborales.

Los trabajadores despedidos, incluidos aquellos con 25 años de antigüedad en la empresa y cargos de responsabilidad, se ven afectados por esta situación, que también implica una significativa quita en la deuda de la compañía.