Asturias anhela recuperar diálogo con el Estado para transferir competencias fluviales en 2022.

Asturias anhela recuperar diálogo con el Estado para transferir competencias fluviales en 2022.

El Gobierno del Principado de Asturias espera retomar este año la negociación con el Estado para asumir las competencias en materia hidráulica de los ríos que se encuentran totalmente dentro de la comunidad. Según fuentes de la Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, esta medida supondría la activación de la Comisión Mixta de Transferencias con el Ministerio correspondiente, en cumplimiento del Estatuto de Autonomía vigente.

La reclamación de estas competencias comenzó en la pasada legislatura y busca que el Principado asuma la gestión de las cuencas internas, que representan al menos el 70% del territorio y donde vive el 90% de la población asturiana.

La propuesta recibió el respaldo de la Junta General, que aprobó una proposición no de ley en febrero de 2022 instando al Principado a negociar la transferencia de competencias en materia de aguas fluviales.

En caso de obtener estas competencias, el Gobierno de Asturias tendría el control de los ríos Nalón y su cuenca, el Tol, Anguileiro, Porcía, Frejulfe, Barayo, Negro, Esva, Esqueiro, Uncín, así como de las cuencas de las rías de Avilés, Aboño y Villaviciosa; el Piles, el España, Merón, el Libardón, Espasa, Acebo, Guadamía, Ereba, Bedón, Carrocedo, Purón, Novales, Cabras y otros ríos menores costeros.

La dirección general con competencias en agua sería la encargada de las labores técnicas y administrativas, actualmente a cargo de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Sin embargo, los ríos Eo y Navia (compartidos con Galicia), el Sella (compartido con Castilla y León) y el Deva (compartido con Cantabria y Castilla y León) quedarían fuera de esta gestión autonómica.

El proceso de transferencia de competencias a Asturias comenzó en 1979, con la cesión de diversas áreas al Consejo Regional de Asturias. A lo largo de los años, se han ido traspasando competencias en áreas como Cultura, Turismo o Agricultura. Con un presupuesto de 150 millones de pesetas en aquel entonces, el Consejo pudo poner en marcha diversas medidas. Actualmente, el presupuesto de Asturias para el año 2024 es de 6.348 millones de euros.

Desde 2010, cuando se transfirió la gestión del Parque Nacional de los Picos de Europa a Cantabria, Castilla y León y Asturias, no se ha producido ninguna transferencia significativa. Esta transferencia se otorgó después de la decisión del Constitucional de que la gestión de los parques nacionales debía ser competencia de las autonomías. En el caso de Picos de Europa, al ser un parque integrado por tres comunidades, se requería un acuerdo para su gestión conjunta.

La última ampliación de la administración autonómica en Asturias tuvo lugar en 2006, cuando se llevó a cabo el traspaso a la Comunidad Autónoma de Asturias de los medios materiales y económicos utilizados por la Administración del Estado en la gestión de la Justicia en la región. Este traspaso implicó la transferencia de 109 empleados y 33 inmuebles, con un coste presupuestario inicial de casi 16,5 millones de euros.

El Estatuto de Autonomía actual de Asturias contempla competencias que aún no han sido solicitadas al Estado o que no se han desarrollado completamente. Entre las primeras se encuentra la posibilidad de reclamar al Estado competencias en ferrocarriles que circulan por la comunidad. Sin embargo, hasta el momento, Asturias no ha solicitado dicho traspaso. También se menciona la creación de un Servicio de Meteorología de la Comunidad Autónoma y el establecimiento de Áreas Metropolitanas, que no han tenido éxito hasta ahora. Además, el Estatuto establece la competencia del Principado en aeropuertos que no sean de interés estatal, pero el Aeropuerto de Asturias está clasificado como uno de los 48 españoles de interés estatal.

Categoría

Asturias