Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Asturias brinda ayuda en crisis humanitarias de Palestina, Tinduf, Panamá y Sudán.

Asturias brinda ayuda en crisis humanitarias de Palestina, Tinduf, Panamá y Sudán.

El Gobierno del Principado, a través de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, ha anunciado que destinará 75.000 euros este año para ofrecer apoyo en distintas crisis humanitarias alrededor del mundo. Entre estos destinos se encuentran Palestina, los campamentos saharauis de Tinduf, Panamá y Sudán. Esto se lleva a cabo en el marco de un convenio firmado con la Agencia Española de Cooperación Internacional, la Federación Española de Municipios y Provincias, así como diversas comunidades autónomas.

La decisión fue tomada en una reunión reciente, en la que se acordó destinar un total de 1,8 millones de euros a estas acciones de ayuda humanitaria. En dicho encuentro estuvo presente la directora general de la Agencia de Cooperación, Beatriz Coto.

La asistencia a la población palestina en la Franja de Gaza y Cisjordania será realizada a través de UNICEF, con el objetivo de proporcionar servicios de protección infantil, salud mental y apoyo psicosocial a niños y niñas en situación de vulnerabilidad, así como a sus familias.

Cruz Roja llevará a cabo en Panamá diversos programas de asistencia humanitaria en las comunidades receptoras y estaciones temporales de recepción de migrantes, en respuesta al aumento del tránsito irregular de personas migrantes en la provincia del Darién.

Además, el Programa Mundial de Alimentos brindará asistencia básica a más de 133.000 personas refugiadas en los campamentos saharauis, población que ha sufrido un fuerte impacto debido al incremento de los precios de los productos básicos.

Por último, ACNUR implementará un plan de respuesta regional en Sudán para personas refugiadas en estado crítico, que se encuentran enfrentando graves carencias de alimentos, agua y combustible.

En 2018, el Gobierno de Asturias se unió a un convenio con la AECID para desarrollar acciones conjuntas en colaboración con otras comunidades y la FEMP, centrándose en sectores como protección, seguridad alimentaria, agua, saneamiento, salud y educación en situaciones de emergencia, así como logística.

En el marco de este acuerdo, se brindó apoyo en 2023 para enfrentar crisis humanitarias en Palestina luego de la escalada de violencia en Gaza, en Siria tras un terremoto, a la población refugiada de Sudán ante un conflicto armado, y en Malí para abordar necesidades en salud sexual y reproductiva y combatir la violencia de género. Asimismo, se actuó en los campamentos saharauis de Tinduf para garantizar seguridad alimentaria y nutrición.