• lunes 15 de agosto del 2022

Asturias despide un julio "increíblemente seco y caluroso", según la Aemet

img

OVIEDO, 4 Ago.

La Agencia Estatal de Meteorología ha anunciado este jueves el progreso climatológico pertinente por mes de julio, un mes que fué "increíblemente seco y caluroso" para lo que es frecuente en el Principado de Asturias.

El séptimo mes del año fué "atípico" tanto por las elevadas temperaturas como por las pocas precipitaciones, la abundante insolación y la sepa de vientos del nordoeste.

La muy, muy escasa precipitación se recogió eminentemente en el episodio de tormentas en torno cada día 3, que dejó calabobos extendidos, y especialmente intensos en la cordillera y zonas próximas. Las tormentas del día 3 dejaron 46 litros por metro en Pajares-Valgrande, 41 litros en Cuevas de Felechosa, con intensidad torrencial.

Durante la segunda y la tercera decena se registró algún otro día con precipitaciones, generalmente inferiores a 5 litros por metro cuadrado, en la franja ribereña y zonas próximas.

Las temperaturas se sostuvieron cerca de los valores normales hasta el día siete, y subieron tras forma continuada hasta el día 17. A partir del día diez se alcanzaron los 30 grados de temperatura máxima en prácticamente toda la zona, salvo en la franja ribereña, repitiendo máximos de temperatura sobre ese valor múltiples días sucesivos hasta el día 19.

El día mucho más caluroso fue el 17 en el momento en que se superaron los 40 grados centígrados en Amieva- Camporriondi, Amieva-Panizales, Ronzón, Mieres-Baíña, Soutu-La Barca, por ejemplo estaciones. La última decena, las temperaturas se sostuvieron cerca de los valores normales, o tenuemente por arriba.

En este intérvalo de tiempo de elevadas temperaturas, se han batido los récord de temperatura registrada hasta hoy en el mes de julio en las series de Rioseco-Depuradora, 42,3 grados; Mieres-Baíña, 41,4; Amieva-Panizales, 40,6; Bargaéu-Piloña, 40,5; Soutu-La Barca, 40,0; Pola de Somiedo-Depuradora, 39,5; San Antolín de Ibias- Linares, 39.3; y Oviedo, 39,1 grados.

Aunque la duración del episodio de calor fué menor al de agosto de 2003, el mucho más largo hasta hoy, el de julio de 2022 superó los valores máximos que se asentaron entonces.

Por otro lado, en Asturias-Aeropuerto se asentaron 231 horas de sol, el tercer julio mucho más soleado desde el instante en que se comenzaron las visualizaciones en 1969; y 239 h en el observatorio de Oviedo, el segundo valor mucho más prominente desde el instante en que se comenzaron las visualizaciones en 1973. En los dos casos, el sol ha brillado cerca de un 30% mucho más de lo común.