Asturias se sitúa rezagada en relación al promedio nacional en cuanto a la tasa de fecundidad

Asturias se sitúa rezagada en relación al promedio nacional en cuanto a la tasa de fecundidad

OVIEDO, 22 Nov. - El Principado de Asturias se encuentra en la posición más baja en el índice de fecundidad, con menos de un hijo por mujer, situándose en un 0,97. Solo Canarias tiene una tasa más baja (0,87). Estas dos comunidades son las únicas por debajo de uno y lejos de la media nacional (1,16), según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre los nacimientos mensuales.

En Asturias, el año pasado se registraron un total de 4.744 nacimientos, lo que supone un descenso del 0,86% en comparación con el año anterior. Mientras tanto, las defunciones aumentaron un 4,3% hasta alcanzar las 13.936.

Además, el Principado de Asturias tuvo la mayor tasa bruta de mortalidad de todas las comunidades autónomas, con 13,9 fallecimientos por cada 1.000 habitantes.

El año pasado, el crecimiento vegetativo en el Principado fue de -9.192 personas, y también fue la quinta comunidad con la esperanza de vida más baja al nacer, con una media de 82,5 años.

A nivel nacional, el número de nacimientos en los primeros nueve meses del año ha disminuido en un 2,5% en comparación con el mismo período de 2022, alcanzando los 238.766.

Esto indica que continúa la tendencia descendente de los últimos años y es probable que 2023 vuelva a registrar un mínimo histórico en nacimientos, ya que el INE ha publicado los datos definitivos de 2022, cuando hubo 329.251 nacimientos, la cifra más baja desde que comenzó la serie en 1941.

En concreto, según las estimaciones del INE, en los primeros nueve meses de 2023 hubo 238.766 nacimientos en España, lo que significa 6.337 nacimientos menos que en el mismo período de 2022 y 52.579 menos que en los mismos meses de 2017. Por lo tanto, la tendencia a la baja en estos datos mensuales ha continuado.

Además, la cifra de nacimientos en septiembre de 2023 es la más baja para ese mes desde el inicio de la serie en 1941. También llevamos 23 meses seguidos sin superar los 30.000 nacimientos en un mes, cifra que se alcanzó en octubre de 2021.

Por otro lado, los datos definitivos de 2022 revelan que España registró 329.251 nacimientos, lo que representa una disminución del 2,4% en comparación con el año anterior (8.129 menos), marcando un mínimo histórico desde el comienzo de la serie en 1941. Desde 2012, los nacimientos han disminuido en un 27,6%.

Además, en 2022 fallecieron en España 464.417 personas, un 3,0% más que en 2021, lo que significa que el crecimiento vegetativo de la población residente en España (es decir, la diferencia entre los nacimientos de madres residentes en España y las defunciones de residentes en el país) fue negativo en 133.250 personas.

Estos datos confirman que estamos en el sexto año consecutivo de saldo negativo y la diferencia entre nacimientos y defunciones del año pasado es la segunda más negativa desde que existen registros (1941), solo superada por la de 2020.

En resumen, según los datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados hoy, el número de nacimientos sigue disminuyendo, al igual que la tasa de fecundidad. Además, la tasa de mortalidad está aumentando y el crecimiento vegetativo es negativo. Estos datos reflejan la tendencia a la baja en la población en España, lo que plantea preocupaciones sobre el envejecimiento de la población y el futuro de la sociedad.

Además, se observa un retraso en la maternidad, con un aumento de los nacimientos de madres de 40 años o más. También se registra una disminución de la esperanza de vida al nacer, aunque los hombres han experimentado un ligero aumento mientras que las mujeres han experimentado una disminución.

En definitiva, los datos demográficos en España son motivo de preocupación y es necesario abordar los factores socioeconómicos y culturales que están contribuyendo a estos cambios en la sociedad.

Tags

INE

Categoría

Asturias