• martes 7 de febrero del 2023

Barbón demanda al Estado presión en Bruselas para la autorización del plan de descarbonización de Arcelor

img

Califica esta legislatura del periodo mucho más bien difícil de la historia autonómica, peor que la reconversión industrial

OVIEDO, 31 Dic. (EUROPA) -

El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, indicó que su Ejecutivo va a proseguir "ejercitando presión" sobre el de España para hallar que las autoridades de europa autoricen "lo antes posible" los elementos precisos para arrancar el plan de descarbonización de Arcelor, "el genuino seguro de supervivencia de la importante empresa siderúrgica y, con ella, de la industria asturiana".

Por otro lado, ha ubicado la buena ejecución de los fondos de europa como la "garantía" del éxito de la transición ecológica y digital y el fortalecimiento de un tejido empresarial apoyado en la ciencia, la investigación y la tecnología, aparte de la industria agroalimentaria "llamada a ser entre los pegollos de nuestra economía".

También indicó que si bien la minería terminó "no su cultura ni las opciones de desarrollo económico a través de nuevos proyectos como los que está liderando Hunosa, las restauraciones iniciadas en Ibias, Tineo y Degaña o las ideas que impulsarán dentro de poco los fondos de transición justa".

En su alegato de final de año, grabado en el Museo de la Minería de L'Entregu y donde mencionó en español, asturiano y gallego-asturiano, Barbón ha recordado que si bien en el mes de mayo habrá selecciones autonómicas, la prioridad del Principado no van a ser los comicios sino más bien "proteger los intereses de Asturias".

El presidente ha recordado la aprobación de los capitales regionales de 2023 y de todos y cada uno de los precedentes de esta legislatura, lo que a su juicio piensa "una contundente prueba de seguridad, una condición muy precisa en la situación de indecisión en todo el mundo que padecemos".

Sobre las cuentas del año vigente, Barbón ha recordado las medidas para afrontar el desafío demográfico, que ha ubicado en "la vía fiscal asturiana" que "favorece a la enorme mayoría popular y, más que nada, a quienes menos tienen". "Sin justicia fiscal tampoco es viable la justicia popular", explicó, para insistir en la necesidad de aprobar leyes que dejen la "poda de los excesos administrativos". "Somos un gobierno en guerra abierta con la burocracia", aseguró.

También ha recordado que en 2023 se va a poner en marcha la Variante de Pajares y, de ahí que, el Principado desea explotar su capacidad turístico, industrial y logístico y dejar atrás "el tópico de la Asturias incomunicada y apartada". Así, indicó que la verdad es "la optimización continua de la malla de autovías y rutas, con particular atención al medio rural y las alas de la zona", aparte de "la superación de retrasos sedimentados a lo largo de décadas y la apuesta por esa obligación con el mundo que lleva por nombre movilidad sostenible".

Sobre los tres últimos años, Barbón ha recordado que estuvieron marcados por la pandemia y las secuelas de la guerra en Ucrania, con lo que fué "el periodo mucho más bien difícil de nuestra historia autonómica, peor aun que los tiempos turbulentos de la reconversión industrial". Con todo, "juntos, con unión y comprensión, conseguimos enormes logros".

Así, ha recordado el "ejemplo estatal" de la contestación asturiana a la crisis sanitaria y el "peso y prestigio" turístico de la zona como destino de calidad, por ejemplo cuestiones, si bien ha recordado tareas atentos como liquidar las listas de espera sanitarias o la juventud. "Contamos una enorme deuda con nuestros jóvenes que meritan mucho más y mejores ocasiones vitales y laborales", aseguró.

El presidente ha defendido asimismo su asturianismo comentando de "orgullo de pertenencia" y de "restauración del autovaloración" para "desterrar el temor al cambio". "Los asturianos saben que la modernización de su tierra no es realmente difícil, sino está al alcance de sus manos, que el Principado está en condiciones de ponerse a la cabeza de la revolución industrial incontenible que vive Europa", aseguró.

Para terminar ha ubicado la "mejor Asturias" que desean crear desde el Ejecutivo como una zona "próspera, con igualdad plena entre hombres y mujeres, respetuosa con la variedad sexual y orgullosa de su identidad que nos encontramos labrando día a día". Una "patria actualizada, agradable, de puertas y ventanas abiertas", ha sentenciado.

Más información

Barbón demanda al Estado presión en Bruselas para la autorización del plan de descarbonización de Arcelor