Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Barbón: La ausencia de ministros asturianos muestra que los gobiernos no deben basarse en divisiones territoriales

Barbón: La ausencia de ministros asturianos muestra que los gobiernos no deben basarse en divisiones territoriales

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha anunciado que Asturias solo aceptará la condonación de deuda si se tienen en cuenta las deudas con terceros y se calcula la pérdida de ingresos. Estas declaraciones las realizó en una rueda de prensa después de la Comisión Ejecutiva Autonómica de la FSA.

Barbón fue cuestionado sobre la ausencia de representantes asturianos en el Consejo de Ministros, a lo que respondió que "ningún Gobierno se compone de retales territoriales". Según él, la configuración de un ejecutivo no se basa en equilibrios territoriales, sino en seleccionar a personas de confianza y con la capacidad adecuada para cada cargo.

Aunque reconoció que le gustaría que hubiera algún ministro asturiano, recordó que durante los siete años en que el PP gobernó en Madrid, Mariano Rajoy no nombró a ningún asturiano como ministro y eso no tuvo grandes consecuencias. Criticó la "hipocresía" del PP asturiano, que ahora critica la ausencia de representación asturiana en el Gobierno central, cuando antes decía que no era un problema.

El presidente asturiano también destacó la continuidad y el fortalecimiento de las carteras de estado en el nuevo Gobierno, así como la mayor unidad dentro de la coalición PSOE y Sumar. Además, considera que el equipo es más político en vista de la dificultad para lograr mayorías parlamentarias y las reacciones fuera de lugar de algunos partidos.

En cuanto a las prioridades para Asturias en esta legislatura, Barbón mencionó el Corredor Atlántico, el Plan de Cercanías, el Vial de Jové, el Soterramiento de Langreo, el enlace de Robledo, el Plan de La Vega y la transformación industrial de la región a través de proyectos clave. También hizo hincapié en la necesidad de una reforma del sistema de financiación autonómica que tenga en cuenta el coste de los servicios, el envejecimiento de la población y la dispersión, y pidió una armonización fiscal.

En relación a la condonación de la deuda, Barbón reclamó que sea equitativa y que se extienda a todas las comunidades de régimen común, incluida Asturias. Además, considera que no solo se debe condonar la deuda del Fondo de Líquidez Autonómica (FLA), sino también las deudas con terceros. Propuso que la condonación se realice mediante una fórmula que calcule la pérdida de ingresos como consecuencia de la crisis económica anterior.

Por último, Barbón pidió a los demás partidos dejar de lado los "debates de politiquetería barata" y buscar grandes acuerdos, como los que se lograron anteriormente en materia de financiación autonómica, para defender estas posturas.