• domingo 02 de octubre del 2022

El acusado de rociar con gasolina a un irreconocible en Gijón y también procurar prenderle fuego admite 4 años de prisión

img

GIJÓN, 27 Jul.

El hombre acusado de rociar con gasolina a un irreconocible en una calle de Gijón y también procurar prenderle fuego con un encendedor ha reconocido este miércoles los hechos y ha recibido una condena de 4 años.

Así lo hizo al llegar a un convenio de conformidad antes de la visión conmemorada en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con origen en Gijón.

En virtud de este acuerdo, la Fiscalía rebaja la pena pedida en un inicio, de seis a 4 años. Asimismo, ha entusiasmado postergar a la ejecución de sentencia el pronunciamiento sobre la substitución de la pena por expulsión del país en el momento en que el procesado cumpla los 2 tercios de la condena impuesta, esperando de saber el arraigo del procesado, que está en situación irregular.

De acuerdo al relato fiscal, el procesado (1994), nacional de la República de Sudán Sur, en situación irregular en España, sobre las 12.00 horas del día 17 de octubre de 2021, en la calle Diario El Comercio en Gijón, roció a la víctima en la cara y en el cuerpo, sobre la ropa, con una mezcla se gasolina y
gasoil que llevaba en una pequeña botella de plástico.

A continuación, con ánimo de terminar con su historia, encendió un encendedor que llevaba para prenderle fuego, mientras que le amedrentaba diciéndole: "que te quemo, que te quemo".

El procesado no logró su propósito en tanto que un vigilante de seguridad de un lugar de esa calle asistió en auxilio de la víctima. El acusado, además, abandonó el sitio al unísono que afirmaba: "voy a por mucho más gasolina".

Este fue detenido poco después por agentes del Cuerpo Nacional
de Policía en la confluencia de la calle Sanz Crespo con la calle José Manuel Palacio, portando en el bolsillo del pantalón un encendedor.

La víctima no padeció lesiones, al paso que el Juzgado de
Instrucción número 2 de Gijón acordó en su instante la prisión provisional comunicada y sin fianza del procesado.

La Fiscalía tipificó los hechos de un delito de homicidio en nivel de tentativa del producto 138.1 del Código Penal, con relación a los productos 16 y 62.

Además de la pena de prisión, el procesado no va a poder aproximarse a la víctima a menos de 500 metros, a su residencia, rincón de trabajo y cualquier sitio frecuentado por exactamente el mismo, tal como de estar comunicado con él, todo ello a lo largo de siete años.

Asimismo, le impone las costas procesales y, en término de compromiso civil, el acusado va a deber indemnizar a la víctima con 1.000 euros, mucho más los intereses legales que corresponden.

Más información

El acusado de rociar con gasolina a un irreconocible en Gijón y también procurar prenderle fuego admite 4 años de prisión