• domingo 04 de diciembre del 2022

El Bellas Artes acoge la exposición 'Marina Abramovic. Retrato y performance', la Colección María Cristina Masaveu

img

OVIEDO, 7 Jul.

El Museo de Bellas Artes de Asturias ha estrenado este jueves 'Marina Abramovic. Retrato y performance' en la Colección María Cristina Masaveu Peterson, una de las considerables apuestas expositivas del centro para este verano.

Esta exposición, coorganizada con la Fundación y comisariada por Alfonso Palacio, se interpreta como una distinguida exhibe que reúne un total de nueve proyectos de la artista serbia: siete de ellas que proceden de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson y 2 propiedad de su presidente, Fernando Masaveu.

Las nueve piezas elegidas recorren una parte de la trayectoria artística de Marina Abramovic: desde mediados de los años setenta, instante en el que efectuó ciertas performances mucho más esenciales de su trayectoria al lado del asimismo artista y compañero Ulay, hasta el próximo 2018, año en el que se fecha Self Portrait with Quartz Crystal, la única estatua presente.

El grupo escogido piensa, además de esto, una increíble representación de la compilación de arte contemporáneo que acumula la Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Un fondo que tiene piezas de autores emergentes adjuntado con artistas consagrados como nuestra Marina Abramovic, León de Oro de la Bienal de Venecia de 1997 y Premio Princesa de Asturias de las Artes en 2021.

Las proyectos presentes dejan llevar a cabo un paseo por varios de los jalones de su trayectoria que la convirtieron, en expresiones del comisario Alfonso Palacio, "en entre los enormes nombres de la creación mundial y en genuina vanguardista y figura del arte de la performance".

Las tres primeras proyectos recogen ciertas de sus acciones al lado de Ulay, quien fuera su pareja y compañero artístico entre 1976 y 1988. Se trata de 'Interruption in Space', fotografía correspondiente al grupo que documentó la performance efectuada por los dos artistas en la Academia de Arte de Düsseldorf en el primer mes del año de 1977; 'Breathing In-Breathing Out, creada en el mes de abril de 1977 en el Studentski Kulturni Centar (SKC) de Belgrado y, al final, 'Relation in Time', instantánea que registra la performance llevada a cabo en el verano de 1977 en la galería Studio G7 de Bolonia.

El resto de proyectos presentes plasman el trabajo de Abramovic a solas. En primer sitio, se muestra una parte llamada 'Image of Happiness', fechada en 1998 y enlazada a un vídeo efectuado por Abramovic un par de años antes. Con 'Holding the Goat' se marca la senda transitada por la artista serbia a inicios del siglo XXI y que forma parte a la serie 'Back to Simplicity', a la que asimismo corresponde 'Looking at the Montains'. La penúltima de las proyectos se ajusta a los años 2013-2014. Se trata de 'The Scream, Ekeberg Park', fotografía con la que Abramovic honra el nacimiento de Edvard Munch.

Finalmente, la exposición se cierra con la citada estatua, indudablemente entre las piezas mucho más singulares de todo el emprendimiento. La exhibe, que va a estar presente hasta el 4 de septiembre en la salón de exposiciones de la planta -1 del Edificio Ampliación, es un caso de muestra mucho más de las geniales relaciones que unen al Museo de Bellas Artes de Asturias y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, que apuestan por un trabajo colaborativo que contribuya a enriquecer la difusión artística.

Más información

El Bellas Artes acoge la exposición 'Marina Abramovic. Retrato y performance', la Colección María Cristina Masaveu

Noticias de hoy más vistas