• viernes 27 de enero del 2023

El concejal no adscrito Hugo Huerta va a contar con voz y voto en las comisiones, alterando la proporcionalidad

img

Cristina Coto: "Vox proseguirá estando, medrará y proseguirá precisamente igual que existía hasta la actualidad"

OVIEDO, 11 Ene.

El Pleno del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado este miércoles las ediciones organizativas de la Corporación y el régimen del concejal no adscrito Hugo Huerta, toda vez que el ex- edil de Vox abandonó el partido. El PP y Ciudadanos han votado a favor (14), PSOE, Somos y Vox han votado en contra (12) y el edil no adscrito se ha abstenido. El nuevo régimen supone que Huerta cuente con voz y voto --que va a contar un 0,4-- en las comisiones plenarias, algo que altera la proporcionalidad en exactamente las mismas. El Grupo Municipal de Vox, por su lado, desaparece al perder un concejal y su representante, Cristina Coto, va a ser la única miembro del Grupo Municipal Mixto.

El secretario del pleno, Jesús Fernández de la Puente, explicó que, según con la doctrina del Tribunal Constitucional (TC) los concejales no adscritos "están en su derecho a formar parte con voz y voto en todas y cada una de las comisiones", algo que "altera siempre la proporcionalidad".

El informe en el que se sosten la modificación aprobada el día de hoy, ha añadido el secretario, refleja asimismo que el Grupo Municipal de Vox pasa a ser Mixto, al no tener ahora 2 integrantes, según el reglamento del Pleno, y está en su derecho a estar en todas y cada una de las comisiones. Informa el Secretario de que "un Grupo de un integrante tiene exactamente el mismo derecho a voto que el resto de conjuntos, pero eso implique una sobrerrepresentacion y altere las des". De este modo, el voto de Cristina Coto computará como uno, puesto que la reducción proporcional se aplica solo a concejales no adscritos.

Ante esta situación, el Grupo Municipal de Somos ha anunciado una enmienda in voce a la iniciativa de Alcaldía, que fué rechazada, pidiendo que el voto en comisiones tanto de Hugo Huerta como de Cristina Coto cuente un 0,5 cada uno de ellos. Pide lo mismo para el Consejo Rector de la Fundación Municipal de Cultura, a la que Huerta se aúna como vocal y con un voto que cuenta un 0,4.

Para la representante de Somos, Ana Taboada, el acuerdo aprobado este miércoles es "injusto" por el hecho de que piensa una ponderación de votos superior para los 2 concejales que se apartan que para el resto de conjuntos de la oposición. La iniciativa sacada adelante, ha añadido, piensa una "sobrerrepresentación de la ultraderecha que no se colige con el resultado electoral de 2019".

En exactamente la misma línea, el representante del Grupo Municipal Socialista, Wenceslao López, ha defendido que la proporcionalidad acordada en 2019 "no debe alterarse" tres años después y a unos meses de las selecciones. Entiende López que el ámbito "debe sostener exactamente las mismas reglas de juego" y no alterarse por el hecho de que "un concejal haya decidido irse de su partido".

Por su parte, la concejala Cristina Coto ha defendido que "Vox proseguirá estando, medrará y proseguirá precisamente igual que existía hasta la actualidad", si bien en este momento pase a nombrarse Grupo Mixto. La edil ha afeado que su ex- compañero abandone el partido pero se sostenga en el cargo de concejal, resaltando que la forma de entrar a ese puesto es "única y de forma exclusiva formando una parte de una lista de un partido que deposita en ti la seguridad, teniendo en cuenta de que distribuyen ideología y desempeño".

"En el momento en que un individuo 'x', por el fundamento que sea, rompe con esa capacitación que le abrió la puerta, lo propio sería ofrecer la vuelta y salir por exactamente la misma puerta", ha remarcado. Sin embargo, el día de hoy se ha debatido un convenio por el que el concejal no adscrito pasa a formar parte en todas y cada una de las comisiones y en el consejo rector de la FMC, lo que "sobrepasa el límite de la participación política".

Respecto a la enmienda de Somos, Cristina Coto ha señalado que no va a ingresar en "las matemáticas miserables de la ultraizquierda" sobre si los votos de los 2 ediles suman 1 o 1,4. "Es sin importancia", ha asegurado, remarcando que Vox va a trabajar "de forma idéntica" a como trabajaba antes, llevando Coto "el peso y el ahínco" del Grupo.

El en este momento concejal no adscrito, por su lado, no ha usado sus turnos de intervención en el pleno mucho más que para reportar de su abstención en el acuerdo votado, siendo el primordial perjudicado por exactamente el mismo.

Más información

El concejal no adscrito Hugo Huerta va a contar con voz y voto en las comisiones, alterando la proporcionalidad