• domingo 04 de diciembre del 2022

El conductor que salió a un club de alterne tras dejar moribundo a un peatón en una calle de Oviedo, a juicio

img


OVIEDO, 18 Oct.

La Fiscalía del Principado de Asturias pide seis años de prisión y ocho de privación del carnet de conducir para el acusado de atropellar mortalmente a Mamel Castañón, en Oviedo en el mes de mayo de 2019 y darse a la fuga. La vista oral está señalada mañana, 19 de octubre, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las diez,00 horas, una vez que fueras suspendido en el primer mes del año por la sepa de múltiples presentes.

El Ministerio Fiscal mantiene que, sobre las 3:30 horas del día 26 de mayo de 2019, el acusado circulaba en un Honda Civic por la calle Argüelles, en Oviedo, que viene de la Plaza de La Escandalera, en un tramo con sentido único de circulación, con 2 carriles extensos (el acusado iba por el izquierdo) y una restricción de agilidad de 30 km/hora. Conducía sin prestar la mínima atención y a agilidad excesiva, notoriamente mayor a la señalada.

De esta manera, no se detuvo frente a la presencia del peatón, Mamel Castañón, que en ese instante cruzaba la calle de derecha a izquierda. La víctima fue alcanzada por el vehículo, que tras golpearlo contra el capó y el parabrisas delantero, lo lanzó por el aire hasta ofrecer contra un semáforo, lugar desde donde rebotó y quedó tendido en el centro del carril izquierdo, unos metros mucho más adelante.

El acusado, más allá de que llevaba la luna frontal rota a consecuencia del atropello, lo que le complicaba la visibilidad, y ser de forma plena siendo consciente de lo que había sucedido, continuó circulando sin detenerse ni prestar la mucho más mínima atención a la víctima hasta llegar a la ciudad de Colloto y, a la altura del número 130 de la carretera N-634, estacionó su vehículo en las cercanías del lugar de hostelería "Lo de Marce".

Entró en el local y continuó dentro suyo hasta las 4:31 horas, instante en que solicitó un servicio de taxi para moverse al club de alterne "Delphos", en cuyo interior estuvo hasta las 8:30 horas. Volvió a su casa en otro taxi. Allí fue localizado y detenido por integrantes de la Policía Local de Oviedo.

Como consecuencia de los hechos, Mamel Castañón, de 43 años, murió exactamente en el mismo sitio del atropello.

La Fiscalía cree que los hechos son constitutivos de undelito de conducción imprudente, en certamen con un delito de homicidio por imprudencia grave por abandono del sitio de los hechos. Por ello pide se condene al acusado a 6 años de prisión y retirada del carnet de conducir por 8 años, lo supondría la pérdida de la vigencia de la licencia o permiso que habilite para la conducción.

En término de compromiso civil, el Ministerio Fiscal pide que el acusado, y como responsable civil directa y caritativa la empresa de seguros, indemnice a la madre de la víctima con 72.852,25 euros, mucho más la cantidad que sea correcto por lucro cesante; al padre con esa cantidad; a la hermana con 30.258,66 euros y al hermano con 21.110,66 euros.

Más información

El conductor que salió a un club de alterne tras dejar moribundo a un peatón en una calle de Oviedo, a juicio

Noticias de hoy más vistas