• domingo 04 de diciembre del 2022

El Museo Arqueológico tiene dentro una lápida funeraria del siglo I hallada en Belmonte de Miranda

img

La parte fue descubierta en 1993, después de ser hallada al desmoronar una vivienda, y el Principado la adquirió a fines de 2020

OVIEDO, 3 Nov.

El Museo Arqueológico de Asturias incorporó a su compilación persistente una parte de singular valor: la estela funeraria de Bodocena, una lápida datada en el siglo primero tras Cristo que fue hallada a fines del pasado siglo a lo largo de las proyectos de reforma de una construcción.

La lápida guarda una inscripción cuya traducción sería 'Bodocena, hija de Aravo, del castellum Agubrigense, de 12 años, está sepultada aquí'. La consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, y el directivo general de Cultura y Patrimonio, Pablo León, han acudido esta mañana a su presentación pública en el Museo.

Los causantes de la instalación cultural dijeron que la parte tiene destacable interés histórico por la utilización de un antropónimo indígena, inédito en la zona, y la referencia al patronímico o filiación.

Sin embargo, el aspecto mucho más considerable en el artículo es la incorporación de un símbolo que es una 'c' invertida, interpretado por la mayoría de expertos como alusión al sitio de procedencia o pertenencia del sujeto.

En Asturias se conocen otros 2 ejemplares en los que se consta este signo, que proceden de Salas y Vegadeo, más allá de que ninguna de ellas tiene, como la de Vil.laverde, un contexto arqueológico para el descubrimiento material.

Las indagaciones efectuadas en su ambiente directo, las explotaciones auríferas de la sierra de Begega, dan a esta última un marco cronocultural que aumenta su interés histórico. Así, han explicado que el contexto de procedencia de la parte la ubica en el periodo de tiempo de explotación de la minas de oro de la sierra de Begega a lo largo de la Edad del Hierro y siglo I d.C. Las indagaciones efectuadas por el arqueólogo Ángel Villa demuestran la presencia de doce yacimientos en la región entre aquéllos que se puede destacar, por el volumen de material removido, en el prominente de Courío, Antuñana, Bueinás-El Valle y Vil.laverde, paraje este último del que procede la parte.

Los estudios afirman que las comunidades indígenas desarrollaron tareas mineras de determinada dificultad, dentro trabajos de interior, a lo largo de la Edad del Hierro, múltiples siglos antes de la conquista romana.

Según los causantes culturales, la incorporación de piezas como el de la estela de Bodocena y el análisis de distintas elementos han tolerado constatar que la explotación y provecho de las minas de oro de la región empezó en datas precedentes a las comúnmente consideradas, en medio de una época de romanización.

Fue la historiadora Margarita Fernández Mier quien encontró ahora en 1993 la estela de Bodocena. Estaba realizando trabajo de campo en la región en Belmonte de Miranda y logró darse cuenta de la presencia del descubrimiento en el momento en que estaban desmoronando una construcción. Fue a charlar con los dueños y accedió a la piedra. Fue siendo consciente de su valor cultural.

A partir de ese instante estuvo tratando negociar con los dueños a fin de que la parte fuera al Museo. También charló con el Gobierno asturiano y con los causantes del complejo cultural. Pero no fue viable.

Según explicó a los cronistas nuestra Fernández Mier hubo un instante aun en el que el dueño la sepultó en la tierra de espaldas al sendero y llegó a cobrar para lograr verla.

Según han afirmado fuentes de la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Gobierno asturiano, no fue hasta finales del año 2020 en el momento en que consiguieron conseguir la parte, que adquirieron a los herederos del primer dueño. El Principado pagó 7.500 euros mucho más el IVA pertinente, han explicado.

Así las cosas, la lápida llegó al Museo Arqueológico de Asturias en el mes de enero de 2021. Fue entonces en el momento en que empezó a restaurarse. Ahora ahora puede contemplarse al lado del resto de piezas que aloja el complejo cultural.

Más información

El Museo Arqueológico tiene dentro una lápida funeraria del siglo I hallada en Belmonte de Miranda

Noticias de hoy más vistas