Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

El PP se opone a la propuesta de reformar el Fontán respaldada por la oposición y los comerciantes.

El PP se opone a la propuesta de reformar el Fontán respaldada por la oposición y los comerciantes.

El Gobierno deja para el futuro "la posibilidad de abordar más adelante, veremos en qué términos" las obras

Los comerciantes se muestran "decepcionados" con el PP

OVIEDO, 2 Jul.

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Oviedo ha tomado la decisión de rechazar la propuesta presentada por el PSOE, respaldada por Vox e IU, para dar inicio a las obras de modernización del Mercado de El Fontán. Esta iniciativa incluía un acuerdo previo con los comerciantes y garantizaba la continuidad de sus actividades.

El Grupo Municipal Socialista solicitó la realización de un pleno especial centrado en la reforma del Fontán, después de que los comerciantes rechazaran la propuesta municipal que buscaba renovar y digitalizar el Mercado, además de habilitar una zona para restaurantes en el piso superior. A pesar de la petición de los grupos de la oposición para que los comerciantes pudieran intervenir en la sesión extraordinaria, no se les permitió hacerlo.

El proyecto de reforma, que contaba con una subvención de 2,38 millones de euros provenientes de los fondos Next Generation UE, tenía como condición que el 60% de la obra debía estar realizada en diciembre de este año para no perder la subvención. El Ayuntamiento contribuiría con fondos propios hasta un total de 4,3 millones.

El portavoz del PSOE, Carlos Fernández Llaneza, ha defendido la importancia de llevar a cabo esta obra en un mercado que lleva 30 años sin reformas. El edil socialista considera que aún es posible aprovechar parte de los fondos europeos destinados a la rehabilitación y ha instado al Equipo de Gobierno a entablar un diálogo con los comerciantes para encontrar una solución.

Llaneza ha destacado que El Fontán no solo es un mercado en funcionamiento y un centro de negocios, sino que también es un patrimonio de Oviedo. Ha enfatizado la importancia de conservar El Fontán y ha asegurado que "Oviedo no necesita que el Ayuntamiento se dedique solo a impulsar restaurantes". Ha señalado que El Fontán funciona bien y tiene una planificación establecida.

La iniciativa del PSOE para retomar el diálogo sobre la reforma del mercado recibió el respaldo unánime del resto de la oposición, quienes coincidieron en que se trata de un tema que va más allá de las ideologías y que busca fomentar el consenso con los comerciantes para llevar a cabo las acciones necesarias para el futuro del Mercado.

La portavoz de Vox, Sonsoles Peralta, señaló que la controversia generada en torno a este asunto, en el cual aparentemente todos los grupos estaban de acuerdo, revela que los objetivos del gobierno no coinciden con los intereses de los ciudadanos.

Desde IU-Convocatoria por Oviedo, el portavoz Gaspar Llamazares detalló que los problemas surgen de la transformación de los usos del Mercado hacia la hostelería y la preocupación de los comerciantes por la interrupción de sus actividades y su traslado durante las obras. Llamazares instó al Gobierno a escuchar a los comerciantes y modificar la propuesta en función de sus necesidades.

En cuanto al Ejecutivo local, el edil de Urbanismo, Ignacio Cuesta, expresó que una vez que los comerciantes rechazaron el proyecto inicial, el Ayuntamiento deberá devolver la subvención y dejar para el futuro la posibilidad de abordar las obras "en qué términos". Cuesta expresó ciertas dudas sobre el apoyo unánime de los comerciantes a la transformación del mercado y reconoció sus inquietudes sobre el tiempo que tendrían que permanecer fuera del mercado durante las obras.

Al finalizar el pleno, los comerciantes presentes expresaron su decepción con el Equipo de Gobierno por no permitirles expresar sus opiniones. Uno de los comerciantes, Manuel Rodríguez, lamentó la postura del PP y elogió la actuación del resto de los grupos de la oposición, describiéndolos como impecables en su actuación y discurso. Rodríguez expresó su sorpresa por no haber tenido la oportunidad de hablar y lamentó el rechazo del PP a un proyecto en el que todos los grupos estaban de acuerdo.