• sábado 4 de febrero del 2023

El PP solicita al Gobierno asturiano que se rebele en oposición al "ecologismo extremista" de Ribera

img

OVIEDO, 18 Jun.

El diputado del PP en la Junta General del Principado de Asturias, Javier Brea, ha pedido este sábado al Gobierno del Principado que se rebele en oposición al "ecologismo extremista" del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que dirige Teresa Ribera y que abata lobos en las ubicaciones mucho más castigadas por los asaltos.

Brea cree que el Gobierno asturiano debe secundar el "desafío" de los Ejecutivos de Cantabria y Castilla y León, que esta semana han comunicado que abatirán lobos, más allá de la prohibición de cazarlos, vigente desde el mes pasado de septiembre, tras la incorporación de la clase en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre).

El diputado del PP hizo esas afirmaciones tras conocer esta mañana una quesería artesana en Taramundi, en el contexto de la reunión de San Isidro del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas.

Respecto al aviso de la Dirección General de Medio Natural del Gobierno del Principado de remitir al Ministerio un informe-iniciativa en el que se pide que se deje efectuar controles de la clase en el Parque Nacional de los Picos de Europa, Brea piensa que "se queda corto" y que el Principado "debe ofrecer un paso mucho más, como hicieron las comunidades vecinas, y arriesgarse a contravenir la orden del ministerio, autorizando la extracción de ejemplares en las áreas con mucho más consistencia de lobo".

"La situación es insostenible. Los ganaderos están agobiados frente al incremento de los asaltos, prácticamente 2.500 animales fallecidos el año pasado. No tienen la posibilidad de aguardar a que la cuestión se resuelva en los Tribunales. En esta situación, pensamos que es conveniente soliciar perdón a soliciar permiso", resalta Brea.

El diputado añade que el inconveniente del lobo "va alén de las pérdidas económicas y el daño que hace a los ganaderos ver a sus animales destrozados; desmotiva a quienes han apostado por proseguir en el medio rural que, habitualmente y frente esta clase de políticas deplorables, eligen por tirar la toalla y dejar la actividad".

"Debemos accionar antes que sea tarde por el hecho de que después por el momento no hay antídoto. Una vez se abandonan las explotaciones por el momento no hay vuelta atrás, no se reabren", ha sentenciado.

Más información

El PP solicita al Gobierno asturiano que se rebele en oposición al "ecologismo extremista" de Ribera