Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

El Principado apoya una iniciativa pionera en innovación sociosanitaria para optimizar el cuidado de personas con autismo.

El Principado apoya una iniciativa pionera en innovación sociosanitaria para optimizar el cuidado de personas con autismo.

El Gobierno del Principado de Asturias está llevando a cabo un programa de innovación sociosanitaria dirigido a personas con dificultades de comunicación y socialización. El plan piloto, que forma parte de las Misiones Científicas, busca proporcionar una intervención integral dirigida a pacientes con Trastorno de Espectro Autista (TEA), mediante el uso de tecnologías como realidad virtual, robótica asistencial, telemedicina y mejoras en las técnicas de detección, según informan fuentes del Ejecutivo.

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, junto con la gerente del área sanitaria IV del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Beatriz López Muñiz, ha presentado los resultados del proyecto TeCuidas en el centro de salud de Pumarín. En el evento también han participado Elena Fernández, médica de familia y miembro del Instituto de Investigación Sanitaria (Ispa), así como representantes del consorcio.

El objetivo de TeCuidas es favorecer la autonomía y la salud de colectivos vulnerables con dificultades para comunicarse y socializar, como personas con deficiencia auditiva, trastornos específicos del lenguaje, daños neurológicos o TEA. El consorcio público-privado cuenta con la colaboración de Alisys, Aritium, Finba-Ispa, Idonial, Human Analytics, micrux, Fundación Vinjoy, BQC, DXC, Eterna Diagnostics, Startquaque, Universidad de Oviedo y la Asociación de Familiares y Personas con Autismo (Adansi).

Una de las acciones del proyecto ha sido la creación de una consulta piloto en la red de atención primaria, con el objetivo de familiarizar a los pacientes con TEA con el entorno sanitario y facilitar su acceso a la atención médica. En esta consulta, ubicada en el centro de salud de Pumarín, se ha brindado atención a nueve pacientes en seis meses, mediante el uso de tecnologías innovadoras.

Entre las innovaciones implementadas se encuentra el uso de pictogramas de señalización para ayudar a los pacientes a familiarizarse con la consulta médica. También se ha utilizado un robot asistencial llamado Nao, que mejora la experiencia de los pacientes autistas en la consulta y un temporizador digital para reducir la incertidumbre de los pacientes con autismo. Asimismo, se ha creado un entorno virtual inmersivo que permite a las personas autistas anticipar visualmente la consulta médica, y se ha desarrollado una plataforma de seguimiento de datos para mejorar la monitorización de los pacientes. Además, se utilizan relojes inteligentes para realizar un seguimiento remoto de diversos aspectos vitales y de bienestar de los pacientes con TEA.

Entre las conclusiones del proyecto se destaca la reducción de la ansiedad de los pacientes y sus familias, así como una mejora en la ejecución de los procedimientos médicos.

Según datos de Adansi, actualmente hay cerca de 800 pacientes y familias vinculadas al tratamiento del TEA en Asturias, y más de 40 profesionales especializados en este ámbito. Cada vez se diagnostican más casos de autismo, con una proporción de uno de cada 68 menores. La doctora Elena Fernández atribuye este aumento a un mayor diagnóstico temprano por parte de los profesionales y a que el autismo ahora engloba a personas con menos necesidades de apoyo.

El programa TeCuidas también incluye un plan piloto de diagnóstico precoz utilizando marcadores de estrés oxidativo como potenciales biomarcadores de TEA. Esto permitirá avanzar hacia la fabricación de dispositivos de diagnóstico y biosensores clave para mejorar el envejecimiento activo y saludable. El objetivo final es extender el plan piloto que ha tenido éxito en Pumarín a otros centros de la red sanitaria.

Borja Sánchez ha resaltado la importancia de las Misiones Científicas, que han permitido proyectos como TeCuidas mejorar la salud y la atención a pacientes vulnerables. Hasta el momento, se han promovido once proyectos en dos ediciones, con la participación de más de un centenar de empresas e instituciones y una financiación de 1,5 millones de euros para los planes piloto.

La Consejería de Ciencia impulsará una nueva convocatoria este año en los ámbitos de reducción de emisiones y gases de efecto invernadero y longevidad y envejecimiento activo, con una dotación de 800.000 euros.