El Principado de Asturias encuentra 16 antiguos morteros mineros romanos en Tapia de Casariego

El Principado de Asturias encuentra 16 antiguos morteros mineros romanos en Tapia de Casariego

El Gobierno de Asturias, encabezado por el Ejecutivo autonómico, ha llevado a cabo una importante recuperación de 16 morteros mineros de época romana en el complejo aurífero de Salave-Lagunas de Silva, ubicado en Tapia de Casariego. Esta labor conjunta ha sido realizada por las direcciones generales de Patrimonio Cultural y de Custodia del Territorio, quienes ya han trasladado este valioso material a los almacenes del Museo Arqueológico de Asturias.

En un comunicado de prensa, el Ejecutivo autonómico ha destacado que las labores de recuperación se llevaron a cabo el 29 de noviembre, en la Ribeiría de El Figo, después de que el Servicio de Patrimonio Cultural recibiera información sobre la existencia de estas piezas por parte de los geólogos Evaristo Álvarez Muñoz, Beatriz González Fernández y Eduardo Menéndez Casares.

En esta ubicación, los especialistas lograron localizar más de cincuenta morteros mineros labrados sobre bloques granitoides o de cuarzo, lo que constituye el conjunto más significativo del noroeste de la península. Cabe mencionar que los hallazgos conocidos hasta ahora se limitan a ejemplares aislados. Estos morteros mineros tenían como función principal el lavado y cribado de metales pesados en las explotaciones mineras romanas.

Dada su relevancia histórica y arqueológica, el Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias decidió recuperar los ejemplares más importantes. Sin embargo, esta tarea presentaba desafíos considerables: el peso considerable de la mayoría de los morteros, algunos de los cuales superaban los 200 kilos, y la dificultad de acceder directamente a la cala donde se encontraban.

Para resolver estas complicaciones, se determinó llevar a cabo la operación por vía aérea. Para ello, se organizó un dispositivo en el que participaron un técnico arqueólogo del Servicio de Patrimonio Cultural, miembros de la Guardería del Medio Natural y un helicóptero de Bomberos de Asturias. Gracias a esta estrategia, se logró rescatar un total de 16 morteros mineros.

Este descubrimiento ha sido valorado por expertos en el campo, ya que se trata de artefactos mineros bien contextualizados arqueológicamente. Estos se encontraban al pie de una gran zanja-canal de una explotación aurífera de época romana que estuvo en funcionamiento desde mediados del siglo I d.C. hasta mediados del siglo II d.C.

Categoría

Asturias