• viernes 27 de enero del 2023

El SEPA salva a un escalador que padeció una caída en Camaleño (Cantabria)

img

OVIEDO, 19 Ago.

El Grupo de Rescate del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), dentro del helicóptero medicalizado de Bomberos de Asturias, ha salvado a un escalador que ha resultado herido, tras padecer una caída, en la Aguja de la Canalona, en Camaleño, en Cantabria.

El perjudicado, que presentaba un politrauma, fué evacuado al Hospital Comarcal de Arriondas. A expensas de sobra pruebas y hasta novedosa opinión médica su pronóstico es guardado.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 14.23 horas. El aviso lo dio el 112 de Cantabria que solicitó la colaboración del aparato de salve, a bordo del helicóptero medicalizado, en su red social, puesto que su aparato estaba ocupado en otra incidencia.

Se explicó que tenía que ver con 2 personas enriscadas, una de ellas con unaposible fractura parado, mientras que estaban llevando a la práctica rápel. Una tercera persona se había movido hasta Cabaña Verónica para tener cobertura de telefonía móvil inteligente y poder ofrecer el aviso.

Una vez en la región, el aparato de salve encontró a los 2 escaladores. Se trataba de una cordada de 2 escaladores y uno, el primero, padeció un vuelo (una caída) y acabó en una repisa.

Pese a la caída, los dos hombres lograron llevar a cabo 2 rápeles hasta llegar a una terraza inclinada a 50 metros del suelo, lugar desde el que aguardaron por la asistencia. La proximidad de la pared de la montaña, en este punto, con el rotor del helicóptero complicó el salve. En una primera operación, el bombero-rescatador puedo entrar a los damnificados, a través de una operación de grúa. Previamente se aligeró el peso de la aeronave dejando material en la Vega de Urriellu.

Una vez con los dos escaladores, el rescatador montó una asamblea solida y aseguró a los dos hombres. Tras inmovilizar entre las extremidades lesionadas del escalador perjudicado, colocándole una férula, se procedió a su extracción del rincón a través de una operación de grúa. Posteriormente, se le puso una vía y se le administró analgesia intravenosa.

Pese a que se procuró reiterar la operación, para sacar de la región albombero-rescatador y al segundo escalador, esta vez la contrariedad de maniobrar en el sitio impidió esta operación. En esta situación, se optó por mover a un centro hospitalario al herido, para regresar después a por el rescatador y el escalador.

Parte del aparato de salve, dentro del helicóptero, regresó con el herido al helipuerto de Bomberos de Asturias en Cangas de Onís, para repostar, al paso que desde el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) se activaba una ambulancia para mover al herido, desde aquí, al Hospital Comarcal de Arriondas.

De regreso a la Aguja de la Canalona, el bombero-rescatador que se quedó allí con el segundo escalador, montó una línea de vida, lugar desde donde estaban, hasta una instalación de rápel. Con 50 metros de cuerda asistió al escalador a descolgarse hasta el suelo. A continuación descendió el rescatador. Aquí esperaron hasta el regreso del conjunto, dentro de la aeronave medicalizada, que los extrajo de la región a través de rutas operaciones de grúa.

La salón del 112 del SEPA notificó del hecho y su conclusión a los centros del 112 de Cantabria, Castilla y León y a la Guardia Civil.

Más información

El SEPA salva a un escalador que padeció una caída en Camaleño (Cantabria)