• sábado 4 de febrero del 2023

El Supremo rebaja a cinco años de prisión la pena al hombre acusado de la desaparición de su pareja, Silvia Hernández

img

"La prueba pericial impide asegurar que la carencia de atención posterior sea imputable en única del acusado", afirma el fallo

OVIEDO, 20 Jul.

El Tribunal Supremo ha rebajado a cinco años de prisión la condena al gijonés acusado de la desaparición de su pareja, Silvia Hernández, en el residencia de los dos, en el mes de marzo de 2016, al deducir el recurso de casación que este había anunciado.

En este sentido, según la sentencia a la que tuvo ingreso Europa Press, se exculpa a Celestino G.V. del delito de homicidio en comisión por omisión y se le impone una lástima como creador de un delito
de lesiones con arma del art. 148.1º CP con la agravante de vínculo del art. 23 en certamen ideal del art. 77.1 y 2 CP con un delito de homicidio imprudente del art. 142.1º.

Asimismo, sigue lo relativo a las costas y también indemnizaciones
y a la prohibición de acercamiento a la familia de la víctima, más allá de que la duración de esta se disminuye a diez años.

De este modo se cree el recurso contra la sentencia dictada por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias dictada en fecha 22 de junio de 2020, resolviendo en nivel de apelación la causa seguida en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Gijón, cuya sentencia en este momento queda cancelada.

"La prueba pericial impide asegurar que la carencia de atención posterior sea imputable en única del acusado y no deja mantener que este admitiese como oportunidad el fallecimiento", se señala en el fallo del Supremo.

Cabe rememorar que el juicio por la desaparición de Silvia Hernández debió ser repetido, tras anularse el primero al no darse lectura en este al acta completa del jurado, entre otros muchos fundamentos.

El gijonés sigue en independencia desde la celebración de aquel primer juicio, más allá de que había continuado en prisión a lo largo de un par de años y tres meses. Un tiempo que en este momento va a haber que descontar de la condena de cinco años.

Anteriormente, la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias había afirmado íntegramente la sentencia del Tribunal del Jurado de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Oviedo con origen en Gijón, que en el mes de noviembre de 2019 había culpado a Celestino G. V. a 12 años y siete meses de prisión por el asesinato por omisión de la que entonces era su pareja, Silvia Hernández.

En aquella ocasión, se desestimaron todos las causas argumentados en el recurso anunciado por la defensa del culpado que corresponden, entre otros muchos, a la deficiente motivación del veredicto, la carencia de motivación general de la sentencia dictada por la juez presidenta del Tribunal del Jurado, una concurrencia de fundamentos para haber devuelto el veredicto, parcialidad en las normas dadas al Jurado o la vulneración del derecho a la presunción de inocencia.

De acuerdo a la sentencia, los hechos tuvieron rincón la madrugada del 13 de marzo de 2016, precisamente hacia las 4.00 horas, en el momento en que se causó al lado de la entrada de la vivienda un hecho violento entre la pareja.

En un instante particular, el procesado ocasionó 2 pinchazos con un cuchillo a Silvia, entre los cuales le llegó a perforar el pulmón izquierdo y el otro le llegó a perforar el estómago.

Desde el instante de generarse las lesiones a Silvia, él se despreocupó de ella y no le prestó asistencia ni le intentó atención médica a lo largo de todas y cada una de las horas que pasaron, durante las que Silvia fue empeorando hasta el momento en que al final murió.

La muerte de Silvia se causó por los efectos de la herida punzante que llegó a perforarle el estómago y sucedió entre las 19.30 horas del domingo 13 de marzo y las 1.30 horas del lunes 14.

Asimismo, Silvia Hernández Álvarez tenía reconocido un nivel total de discapacidad psíquica del 70 por ciento por Resolución de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Principado de Asturias, de fecha 31/09/2006, ya que exactamente la misma tenía diagnosticado un trastorno límite de la personalidad, siendo una situación sobradamente famosa por su pareja.

Más información

El Supremo rebaja a cinco años de prisión la pena al hombre acusado de la desaparición de su pareja, Silvia Hernández