• sábado 4 de febrero del 2023

Emulsa va a despedir a un capataz por acoso laboral y sexual a compañeras de trabajo a lo largo de años

img

El Consejo de Administración repudia el cese del gerente de la compañía pública

GIJÓN, 13 Oct.

El concejal de Obras Públicas y Proyectos de Ciudad del Ayuntamiento de Gijón, Olmo Ron (PSOE), anunció este jueves que se ha abierto expediente sancionador contra un capataz de Emulsa, denunciado por acoso laboral y sexual, tal como contra un solicitado que no ha dicho "nada" sobre estos teóricos hechos a sus superiores.

Y más allá de que el expediente de sancionador aún no está resuelto y podría ir desde la suspensión sin empleo y sueldo en el transcurso de un tiempo, por falta muy grave, a la pérdida del trabajo, el concejal, presidente por su parte de Emulsa, ha adelantado que "será despedido, pues lo voy a firmar yo". Por el instante, está apartado de sus funcionalidades.

Así lo indicó, en rueda de prensa en el Ayuntamiento posterior a la asamblea del Consejo de Administración de Emulsa, donde se ha comunicado los hechos y donde se ha rechazado, por una mayoría, la iniciativa que se había planteado desde el Gobierno local para el cese del gerente de Emulsa, Alfonso Baragaño.

Ron ha trasmitido "la frustración, cabreo y enfado que tengo y tiene el Ayuntamiento por el hecho de que absolutamente nadie hizo nada". Al tiempo, expresó toda la solidaridad y acompañamiento a las víctimas que padecieron acoso sexual a lo largo de años "sin que absolutamente nadie haya hecho nada".

El concejal ha señalado que esto impidió que se pusiese en marcha el protocolo antiacoso para poner los medios precisos para evitar que esta actitud, "completamente repudiable", prosiguiera llevándose a cabo. Es por este motivo, que ha insistido en, en nombre del Ayuntamiento, soliciar excusas.

Asimismo, ha señalado que se va a poner predisposición de las víctimas el Centro Asesor de la Mujer para proporcionarles acompañamiento legal, al comprender que deberían denunciar, tal como acompañamiento psicológico si de esta manera lo piensan. De hecho, animó a estas a denunciar los hechos

Ron ha aclarado que primero se recibió una demanda de un trabajador por acoso laboral contra el mencionado capataz y, en el contexto de la Comisión de Investigación, salió a la luz un viable acoso sexual.

El concejal ha matizado que el pasado 2 de septiembre han recibido un escrito de UGT muy preocupados frente al alargamiento del desarrollo de la Comisión de Investigación. Posteriormente, el pasado 4 de octubre un gerente de los trabajadores solicitó tener una asamblea con él, frente a las aclaraciones que les llegó de acoso sexual, ajeno de lo laboral.

Fue ese día en el momento en que el concejal solicita información a Emulsa y le trasladan las conclusiones de la Comisión de Investigación, en razón de la que se hicieron 18 asambleas y 23 entrevistas a trabajadores que guardaban relación tanto con el denunciado como con el denunciante.

A raíz de esa investigación, el concejal aseguró que han quedado mostrados los hechos relativos al acoso laboral, en categoría de "conducta incorrecta", no solo contra el denunciado, sino más bien de manera general a una gran parte de la plantilla bajo la compromiso de este capataz.

En paralelo, una trabajadora, a lo largo de esas entrevistas, denunció acoso sexual por la parte del capataz. A partir de ahí se activó el protocolo de plan de igualdad, comprobándose de que acostumbraban a cometerse los hechos predominantemente con compañeras con trabajo eventual.

Asimismo, Ron indicó que el solicitado, sobre el capataz, era conocedor de estas prácticas y que exactamente las mismas eran "comunes".

Este, según el edil, infringió el trámite predeterminado. Era conocedor de los hechos y en ningún caso tomó medidas", ha señalado, a eso que ha considerado que de ahí que las víctimas no denunciaban por el miedo a padecer represalias.

El concejal ha remarcado que el capataz transporta en su puesto ya hace unos 20 años, "y absolutamente nadie ha dicho nada". La Comisión de Investigación, por su parte, mostró su "mucho más absoluto rechazo" a estas prácticas y solicita contestar "contundentemente".

También cree la Comisión que el solicitado tiene un "alto nivel de compromiso" en los hechos, por incumplimiento del deber de reportar, pero, en cambio, sostienen que la jefe de Recursos Humanos y el gerente "nada sabían", con lo que les eximen de cualquier compromiso. En la situacion del capataz, la sanción puede sospechar una suspensión de empleo y sueldo de entre tres y diez días.

Ron ha adelantado, además de esto, que se ha solicitado a la Concejalía de personal el comienzo de una investigación para tener la seguridad de si se aprobó de manera correcta el protocolo y si se dilató en el tiempo el desarrollo.

Ha recalcado que la demanda se cursó en el mes de mayo y el informe se consiguió a fines de septiembre, con lo que son múltiples meses en que las víctimas coincidían con el capataz. El edil ha matizado que el trabajador llevaba un tiempo de baja.

También ha reconocido que es una investigación "complicada", por el número de entrevistados, pero piensa que en ciertas ocasiones "de extrema urgencia" debería examinarse el protocolo.

Unido a ello, ha adelantado que se contratará una auditoría para investigar toda la organización estructural de la compañía. En paralelo, se solicitará al Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales comprobar el protocolo frente ocasiones como estas de acoso laboral y sexual.

Ron ha defendido que desde el Gobierno local han ejercido la compromiso de mudar la administración de personal laboral de Emulsa, y para eso cree que resulta necesario mudar la Dirección gerente. Algo que no ha estimado de esta manera el Consejo de Administración. A su juicio, varios consejeros deberían ver la compromiso que tienen en el momento en que se les afirma que es necesario mudar la administración del personal y no apoyan el cese de Baragaño.

Y más allá de que ha reiterado que la Comisión ha preciso que nada sabía la dirección gerente y la directiva de Recursos Humanos, Ron ha opinado que en el momento en que alguien tiene un sueldo público de una compañía pública, debe asumir responsabilidades de hechos de esta forma, si bien no se haya enterado.

Asimismo, ha recalcado que entre los inconvenientes que se derivan de esta demanda es el poder de los encargados en el momento de valorar al personal eventual, algo que permitió la Gerencia, a su parecer. Esto puede ofrecer pie a hechos como estos y que no aseguren "la imparcialidad", indicó.

Unido a ello, ha recalcado que el pasado 26 de septiembre se distribución a la Gerencia el informe de la Comisión y este se lo da a Inspección de Trabajo, pero no a la Presidencia de Emulsa. Ha puntualizado, en un caso así, que temas laborales no acostumbran a abordarse en el Consejo de Administración, pero se charla de acoso laboral y sexual.

El concejal, que en todo instante dijo no comprender por qué razón no se realizó nada, dijo entender que para un eventual sea bien difícil denunciar, a eso que ha lamentado que no haya habido compañerismo.

"Quisiera que absolutamente nadie use el padecimiento de unas compañeras de trabajo para llevar a cabo carrera sindical o carrera política", ha advertido. "Se me caería la cara de vergüenza", ha añadido.

Ha explicado, sobre el Consejo de Administración, que la mayor parte mencionó que era muy precipitado el cese de Baragaño, lo que, para él, piensa avalar la manera de administración de la compañía. Sí ha remarcado que una una gran parte del Consejo de Administración ha opinado que el solicitado tiene tanta culpa como el capataz denunciado, a eso que ha defendido que tenga una sanción "ejemplarizante".

De igual forma, ha opinado que la jefe de Recursos Humanos cobra por administrar al personal, "y resulta obvio que no lo hizo", ha apostillado. Ron ha apuntado que el propósito es que no se vuelva a reiterar este "grave y espantoso" acoso laboral y sexual, con lo que insistirá en un cambio de la Gerencia.

En otro orden de temas, explicó que se ha separado de sus funcionalidades asimismo a un barrendero y se procederá a su despido pues no puede desarrollar su trabajo, habiendo sido detenido por abusos y tener una orden de alejamiento de centros institucionales.

Más información

Emulsa va a despedir a un capataz por acoso laboral y sexual a compañeras de trabajo a lo largo de años