• viernes 27 de enero del 2023

Estudiosos asturianos ayudan en la culminación del mapa genómico de la leucemia linfática crónica

img

OVIEDO, 4 Ago.

Un estudio en todo el mundo anunciado en 'Nature Genetics' bajo la coordinación del IDIBAPS-Hospital Clínic, Universidad de Barcelona, la Universidad de Oviedo y el CIBERONC; Dana-Farber Cancer Institute, Broad Institute del MIT y Harvard University, de Boston; y la Ulm University de Alemania, completa el mapa de modificaciones genómicas de la leucemia linfática crónica.

El estudio, en el que se han analizado los genomas de sobra de 1.cien tumores, identifica mucho más de cien nuevos genes implicados en la patología y define nuevos conjuntos de enfermos con diferente evolución que va a poder asesorar a los estudiosos para prosperar las tácticas de diagnóstico y régimen de la dolencia, según indicó la Universidad de Oviedo en publicación oficial.

Esta herramienta dará una mejor entendimiento de la patología y puede conducir a pronósticos mucho más precisos para los pacientes, diagnósticos mejorados y avance de nuevos tratamientos.

La leucemia linfática crónica (LLC) es un género de cáncer de la sangre y es el género de leucemia mucho más recurrente en el planeta occidental, con una incidencia cerca de los 5 casos por cada cien.000 pobladores y año. Se caracteriza por un incremento en el número de linfocitos B, un género de glóbulo blanco, que puede advertirse de manera accidental en una analítica rutinaria.

La LLC tiene la posibilidad de tener un desarrollo retardado y de buen pronóstico, o veloz y belicoso. El conocimiento de las modificaciones moleculares que causan esta evolución tan diferente podría aceptar saber el pronóstico de una forma precoz. Estudios anteriores habían entregado extractos de un mapa de la LLC, cada uno de ellos basado en tipos particulares de pacientes o con datos limitados.

"El propósito de este estudio fué proveer un catálogo prácticamente terminado de todas y cada una de las modificaciones genómicas que ocasionan la LLC y sus subtipos moleculares. Ha sido un esfuerzo inmenso de un enorme aparato en todo el mundo que ha analizado el genoma de sobra de 1000 pacientes usando novedosas herramientas bioinformáticas a lo largo de mucho más de 4 años", apunta Elías Campo, coautor primordial del estudio, jefe del conjunto Patología molecular de las neoplasias linfoides del IDIBAPS y también estudioso del CIBERONC.

Para crear el mapa de la LLC, los estudiosos examinaron las variantes en las secuencias genéticas, los patrones de expresión génica y las ediciones químicas del ADN (datos genómicos, transcriptómicos y epigenómicos) de 1.148 pacientes.

En el estudio se han reconocido 202 genes (109 de los que eran nuevos) que, en el momento en que están mutados tienen la posibilidad de conducir a la aparición y progresión de la patología. También se ha perfeccionado la caracterización de los subtipos de esta leucemia, que se distinguen en sus especificaciones genómicas y su evolución clínica.

"Alén de las secuencias genéticas, los patrones de expresión de determinados genes nos han tolerado efectuar una subcategorización de la patología, que da información pronóstica muy importante", enseña Xose S. Puente, estudioso del Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo y del CIBERONC y coautor primordial del estudio.

Los desenlaces clínicos de los pacientes se asociaron a las especificaciones genómicas, transcriptómicas y epigenómicas de su tumor, con lo que la integración de estos datos puede adivinar la posibilidad de un tolerante de tener una patología muy indolente a lo largo de varios años, presenciar una remisión tras el régimen o la oportunidad de que su leucemia sea mucho más combativa y requiera nuevos tratamientos.

Los desenlaces de este estudio tienen la posibilidad de tener un considerable encontronazo en la práctica clínica, en tanto que "el nuevo mapa nos dejará equiparar las especificaciones genómicas de los recientes pacientes con los datos de pacientes con concretes genéticos afines y saber cuál fué su evolución y contestación a los tratamientos", enseña Iñaki Martín-Subero, coautor primordial del estudio, jefe del conjunto Epigenómica biomédica del IDIBAPS y también estudioso del CIBERONC.

Uno de los objetivos del estudio es que esta información sea aprovechada por la red social científica para seguir en el régimen de esta patología. Para ello, el mapa reconocido en este estudio se transformó en un portal web amigable a fin de que los estudiosos de todo el planeta logren usarlo como recurso en su investigación y logren seguir en el saber de las causas y especificaciones de los distintos subtipos de LLC.

"El nuevo mapa de la LLC nos deja seguir hacia la medicina de precisión en esta patología, puesto que nos puede contribuir a amoldar con mayor precisión el pronóstico y el régimen de un tolerante nuevo en función de sus peculiaridades moleculares particulares", concluye Elias Campo.

El estudio asimismo estuvo dirigido por Gad Getz, del Broad Institute del MIT; Catherine Wu, del Dana-Farber Cancer Institute y la Harvard Medical School; y Stephan Stilgenbauer, de la Universidad de Ulm de Alemania.

Los primeros coautores del estudio son Ferran Nadeu y Martí Duran-Ferrer, del IDIBAPS y el CIBERONC, Binyamin A. Knisbacher, del Broad Institute del MIT, Ziao Lin, de Harvard; y Cynthia K. Hahn, del Dana-Farber Cancer Institute y el Broad Institute del MIT.

Más información

Estudiosos asturianos ayudan en la culminación del mapa genómico de la leucemia linfática crónica