Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

FADE defiende la independencia de poderes, el diálogo social y la igualdad entre Comunidades Autónomas frente al Gobierno entrante.

FADE defiende la independencia de poderes, el diálogo social y la igualdad entre Comunidades Autónomas frente al Gobierno entrante.

El Consejo Ejecutivo y la Junta Directiva de la Federación Asturiana de Empresarios se han reunido este jueves en Oviedo y han valorado la situación política actual, reivindicando la separación de poderes, el diálogo social y la igualdad entre Comunidades Autónomas en materia de financiación.

En un comunicado, FADE ha reiterado su preocupación por el riesgo que a su juicio supone el contenido de los pactos de investidura para los pilares fundamentales del Estado: la separación de poderes, el Estado de Derecho y la igualdad de todos los españoles.

"Desde FADE consideramos que estos principios, que nos han aportado 45 años de progreso reconocido internacionalmente, son innegociables", han dicho.

También apuestan por la continuidad del diálogo social como "pieza clave", criticando el "creciente intervencionismo" en materias como como el salario mínimo, los despidos, los horarios o los beneficios empresariales, "regulados al margen de los empresarios y sin tener en cuenta las diferencias por sectores, tamaño de empresas o territorios". "Esto puede traer gravísimas consecuencias para la actividad y el empleo", han asegurado.

Según la patronal asturiana, los pactos alcanzados "crean inseguridad jurídica, desincentivan las inversiones y suponen un trato de favor a determinados territorios que sin duda irá en perjuicio de otros como el nuestro".

En este contexto, los empresarios reclaman al Gobierno regional que defienda "de forma decidida" a Asturias, tanto en materia de inversión pública como regulatoria, reclamando igualdad de trato para que disminuya, y no aumente, la brecha que separa al Principado del resto de España.

La Federación insiste en la necesidad de control y eficiencia del gasto público al tiempo que se despliega una fiscalidad más competitiva para empresas y trabajadores. Reclaman además la simplificación administrativa; la aprobación de la ley de Proyectos Estratégicos como elemento esencial para atraer inversiones; y fomentar la formación para el empleo "avanzando en orientación, impulsando la reinserción laboral y evitando que las ayudas sociales desincentiven este objetivo".

Reclaman además un "apoyo decidido" a la industria e impulsar las infraestructuras pendientes en el corredor atlántico, la Zalia y los puertos.

Finalmente, demandan "colocar en el centro de la política la competitividad de las empresas y su crecimiento", eliminando obstáculos y desplegando instrumentos eficaces de apoyo financiero "como aspecto fundamental para mejorar la vida de los asturianos".