• viernes 27 de enero del 2023

Fiscalía solicita 4 años de prisión para un acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja

img

OVIEDO, 13 Jun.

La Fiscalía del Principado de Asturias ha pedido la condena a 4 años de prisión para un acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja y mostrarse desvisto enfrente de ella. La vista oral se festejó este lunes en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo.

El Ministerio Fiscal mantiene en una publicación oficial que, precisamente en el año 2016, el acusado (1979) salió a vivir con su pareja sentimental al residencia de esta, en Oviedo, donde vivían asimismo las hijas de la mujer, la primera natural de 2002 y otra mucho más pequeña.

En el año 2018, sin poder cerrar fecha, en el momento en que la mayor de las pequeñas ahora había cumplido 16 años, estaba en el sofá del salón al lado del acusado, durante la noche y los dos solos en el hogar. Entonces, el acusado empezó a hacerle comentarios sobre sus pechos, diciéndole que le habían crecido y refiriéndose a ellos como "mis amigas", metiéndole la mano bajo la remera y tocándole un pecho, realizando que la menor se sintiese incómoda, pero frente a la sorpresa no le ha dicho nada.

A partir de este instante, el acusado entraba en el baño en el momento en que ella se duchaba, pidiéndole que le enseñara los pechos. A cambio, le afirmaba que le dejaría nuevamente el móvil inteligente, que antes le había quitado como castigo, entrando ella en alguna ocasión, separando la cortina de la ducha a fin de que el acusado la mirara.

En otra ocasión, sin poder determinar fecha, el acusado le volvió a tocar los pechos, sobre la ropa. Cuando ella estaba en su habitación, el acusado, utilizando que su pareja y madre de la menor se encontraba dormida, le escribía mediante la app WhatsApp y le charlaba de sexo, haciéndole cuestiones íntimas, tal y como si había mantenido relaciones íntimas o si había visto en algún momento un pene, ordenándole que borrase las diálogos a fin de que nos las viera absolutamente nadie, en especial su madre.

Según la Fiscalía, en otra ocasión, en el momento en que el acusado se duchaba la llamó, acudiendo esta al baño, mostrándose el acusado absolutamente desvisto, ya que no había echado la cortina, con lo que la menor ha podido ver sus genitales. El acusado le solicitó que le pasara la toalla, dándosela la menor, que salió a continuación del baño.

Finalmente, en otra ocasión, sin poder cerrar fecha, en el momento en que la menor se encontraba opinando con su madre en el salón, y lloraba en el suelo, el acusado le dió una patada en el glúteo. A consecuencia de estos sucesos, la menor padece una depresión grave y agobio postraumático.

Cuando cumplió 18 años, se fue del hogar de su madre, yéndose a vivir con su padre y su hermano a otra ciudad. Presentó demanda por estos sucesos en el mes de febrero de 2020. Por coche del Juzgado de Instrucción nº1 de Oviedo, se acordó prohibir al acusado aproximarse a menos de 300 metros a su hogar y algún otro rincón que recurrente o en el que pudiese hallarse, tal como de estar comunicado por cualquier medio con ella, a lo largo de la tramitación del presente trámite hasta el momento en que se dicte resolución determinante.

La Fiscalía cree que los hechos son constitutivos de un delito continuado de abuso sexual, delito de exhibicionismo y delito de castigo.

Más información

Fiscalía solicita 4 años de prisión para un acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja