Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Hombre juzgado por lesiones causadas por prescribir tratamiento con dióxido de cloro a mujer

Hombre juzgado por lesiones causadas por prescribir tratamiento con dióxido de cloro a mujer

La Fiscalía de Área de Gijón está exigiendo el pago de una multa a un acusado por recetar a una mujer un tratamiento con dióxido de cloro que le causó lesiones en la piel y problemas intestinales.

La audiencia está programada para el próximo martes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, a las 10.40 horas, según un comunicado del Ministerio Público.

Según la acusación, en octubre de 2021, el acusado trabajaba en un centro de medicina integrativa en Gijón, con el consentimiento de la propietaria del lugar, también acusada en este caso.

La víctima, nacida en 1978, sufría de fibromialgia y tenía dolores articulares y musculares crónicos, así como problemas digestivos y depresión. A pesar de estar bajo tratamiento en el sistema de salud pública, decidió visitar al acusado por recomendación de terceros para aliviar sus dolencias.

A principios de octubre de 2021, la víctima consultó al acusado en el centro y este le recetó dióxido de cloro disuelto en agua, a dosis diarias de 5 ml, a pesar de no tener licencia médica para prescribir tratamientos.

Como resultado, la mujer desarrolló lesiones cutáneas y empeoró sus problemas digestivos en un plazo de 48 horas.

A pesar de esto, el acusado minimizó las lesiones y le indicó a la víctima que continuara con el tratamiento.

La mujer finalmente acudió al hospital de San Agustín en Avilés, donde fue tratada por las lesiones e intoxicación por dióxido de cloro, siendo dada de alta cinco días después.

La Fiscalía destaca que el dióxido de cloro representa un riesgo para la salud si no está autorizado para tratar enfermedades.

La víctima requirió tratamiento médico hospitalario para curar sus lesiones, tardando 182 días en recuperarse, con cinco días de hospitalización.

La acusación considera que los hechos constituyen un delito de lesiones por imprudencia grave y solicita una multa de 12 meses para el acusado, con una cuota diaria de 10 euros y posible privación de libertad en caso de impago.

Además, se solicita una compensación de 7.630 euros para la víctima por los días de recuperación y 2.000 euros por las secuelas, así como 2.431,24 euros al sistema de salud por los gastos médicos, con la aseguradora y la otro acusada responsables de pagar estas cantidades en caso necesario.