Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Insisten en el castigo a funcionario de Langreo por incidente fatal en el cementerio de Riaño hace dos años

Insisten en el castigo a funcionario de Langreo por incidente fatal en el cementerio de Riaño hace dos años

La Fiscalía del Principado de Asturias, Sección Territorial de Langreo, está solicitando la condena de un empleado municipal de Langreo por un accidente laboral que tuvo lugar en el cementerio de Riaño en 2019. El juicio oral comenzará este miércoles, 17 de enero, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Langreo, a las 10.00 horas. Se espera que las sesiones se lleven a cabo también los días 18 y 19, según ha informado la Fiscalía.

El Ministerio Público afirma que en 2019, el acusado era el encargado de los cementerios del Ayuntamiento de Langreo. Tenía la responsabilidad de ordenar y garantizar que se tomaran las medidas de seguridad necesarias para los trabajadores, así como supervisar el cumplimiento de las normas de seguridad.

El 26 de abril de 2019, el acusado asignó a tres operarios (dos hombres y una mujer) la tarea de exhumar restos y voltear manualmente una lápida en el cementerio de Riaño. Aunque voltear la lápida implicaba dificultades y riesgos adicionales debido a su peso, esta maniobra no estaba prevista ni valorada específicamente en la evaluación de riesgos.

La realización de esta tarea implicó incumplir las medidas preventivas, ya que la lápida superaba la carga máxima recomendada para ser manipulada por dos varones y una mujer, alcanzando un peso total de 140 kilogramos. Además, la maniobra requería que los operarios colocaran sus extremidades inferiores debajo de la lápida.

Los operarios fueron enviados a realizar la tarea sin que se verificara la estabilidad de la superficie de trabajo ni se les ordenara o supervisara que realizaran dicha verificación y, en caso necesario, aseguraran la superficie.

De este modo, el acusado puso en peligro la vida y la integridad física de los tres trabajadores, ya que no podían prevenir ni evitar el derrumbe de la superficie de trabajo (que resultó ser un falso suelo inadecuado para soportar su peso) ni la caída a diferentes niveles dentro de la tumba de dos de ellos. Además, debido a la caída a diferentes niveles, perdieron el control de la lápida que estaban volteando.

Como consecuencia, la mano derecha de la trabajadora de 39 años quedó atrapada debido al peso de la lápida, sufriendo aplastamiento y requiriendo una intervención quirúrgica para limpieza, desbridamiento y amputación de la falange distal, además de tratamiento de rehabilitación. No se menciona que los otros dos trabajadores hayan sufrido lesiones.

La Fiscalía considera que estos hechos constituyen un delito contra la vida y la salud de los trabajadores, en concurrencia con un delito de lesiones por imprudencia grave. En consecuencia, solicita una condena de 9 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo e inhabilitación para el desempeño del cargo de encargado municipal de cementerios durante el mismo período de tiempo. Además, se pide una multa de 9 meses con una cuota diaria de 8 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. Por el delito de lesiones por imprudencia grave, se solicita una condena de 9 meses de prisión, con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el mismo período.

En cuanto a la responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el acusado indemnice a la víctima con una cantidad total de 34.731,30 euros por los diferentes perjuicios sufridos.