La CHC comienza a supervisar el río Libardón en Colunga con una nueva estación de control.

La CHC comienza a supervisar el río Libardón en Colunga con una nueva estación de control.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha comenzado la instalación de una nueva estación de control en el río Libardón en Colunga. Esta iniciativa forma parte de las obras de mejora del Sistema Automático de Información Hidrometeorológica (SAI-CHC).

El principal objetivo de esta actuación es contar con un nuevo punto de monitoreo continuo de los niveles y caudales del río Libardón, específicamente en la sección del puente de Solrivero. Para ello, se instalarán un termómetro, un pluviómetro y una cámara para visualizar la evolución de las cotas del cauce.

En una primera etapa, se llevará a cabo la ejecución del cuadro de control y del panel solar para la alimentación de los equipos. Además, se realizará la limpieza de sedimentos acumulados en las inmediaciones del puente, lo cual mejorará la capacidad de desagüe del río y asegurará lecturas precisas de los sensores de nivel de agua.

Estas mejoras resultan de particular interés para organismos y administraciones encargados de la protección civil, ya que los datos recopilados son fundamentales para el sistema de alerta temprana y el sistema de toma de decisiones. Además, son especialmente relevantes en las áreas consideradas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación (ARPSIs).

Además, esta red de control permitirá obtener información continuamente sobre los caudales mínimos ecológicos, y la misma estará disponible al público a través de la página web de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (http://www.chcantabrico.es).

Con la incorporación de la estación en el río Libardón en Colunga, se completará la red SAI-CHC actual compuesta por 130 puntos de control, de los cuales 72 se encuentran en el Principado de Asturias.

Categoría

Asturias