• sábado 4 de febrero del 2023

La cultura sidrera asturiana, ratificada como aspirante de españa a Patrimonio Mundial Inmaterial de la Unesco

img

La iniciativa va a ser evaluada en el período 2023-2024 debido al alto número de peticiones de países con menos elementos ahora reconocidos

OVIEDO, 25 Oct.

La cultura sidrera asturiana va a ser la aspirante que presentará España en el mes de marzo de 2023 frente a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para su declaración como Patrimonio Mundial Inmaterial.

Así lo ha ratificado nuevamente este martes el Consejo de Patrimonio Histórico Español, a lo largo de la asamblea semestral conmemorada en Zaragoza, a iniciativa de la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Principado.

El Consejo de Patrimonio había designado hace un año la civilización sidrera como aspirante para ingresar a ser parte de la Lista Representativa del Patrimonio Mundial Inmaterial. No obstante, la normativa de la Unesco impidió que fuera evaluada en el período 2022-2023 ya que establece un cupo de forma anual de 55 candidaturas a estudiar del total de las presentadas, aparte de entregar prioridad a aquellas naciones poco o nada representadas en una Lista de Patrimonio Mundial Inmaterial, donde España cuenta ahora con 20 elementos anotados.

El Gobierno de Asturias ahora avanzó en el mes de julio que la evaluación de su iniciativa se aplazaba hasta 2023. El trámite pide que el Consejo de Patrimonio Histórico Español designe de año en año la representación del país que opta a este reconocimiento, con lo que ha adoptado nuevamente este acuerdo en su asamblea de el día de hoy, donde tomó parte el directivo general de Cultura y Patrimonio, Pablo León.

El expediente elaborado por el Principado, con las actualizaciones que corresponden a las acciones desarrolladas en todo el último año, volverá a crear una cuenta frente a la Unesco en el tercer mes del año de 2023.

Este informe ha supuesto mucho más de nueve años de trámites que se comenzaron con los preparativos para la declaración de la civilización sidrera como Bien de Interés Cultural Inmaterial, obtenida en el decreto 64/2014, de 11 de julio. Posteriormente, el Gobierno de Asturias formó un conjunto de trabajo, compuesto por representantes de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sidra de Asturias, antropólogos, historiadores y investigadores, que se ocupó de desarrollar el expediente técnico.

La obtención de este reconocimiento en todo el mundo por la parte de la civilización sidrera fortalecería la cree que la red social siente hacia su producto mucho más identitario. Contribuiría asimismo de modo definitivo a dar a conocer el respeto por unas prácticas y tradiciones que dan sostenibilidad al planeta rural autóctono. Además, asistiría a revitalizar las ocupaciones agrarias ligadas a la producción de la bebida y a dinamizar el ámbito, aparte de impulsar las ocupaciones turísticas y hosteleras.

Más información

La cultura sidrera asturiana, ratificada como aspirante de españa a Patrimonio Mundial Inmaterial de la Unesco