La necesidad de abordar el mercado de viviendas turísticas en Asturias y aprender de los errores cometidos en otros lugares se hace cada vez más imperante.

La necesidad de abordar el mercado de viviendas turísticas en Asturias y aprender de los errores cometidos en otros lugares se hace cada vez más imperante.

La patronal turística Otea ha advertido del crecimiento alarmante de las viviendas de uso turístico (VUT) y viviendas vacacionales (VV) en Asturias, que ya alcanzan e incluso superan la oferta hotelera tradicional. Según Otea, este mercado ha experimentado un crecimiento casi exponencial del 600% en la última década y del 22% en el último año, llegando a las 28.588 plazas reconocidas. Además, se estima que hay muchas más viviendas no declaradas. Las plazas hoteleras se sitúan en 28.769 y las de turismo rural en 19.069, de un total de 113.316 plazas de alojamiento en la región.

Otea también ha señalado que municipios como Llanes ya cuentan con más plazas de alojamiento que Gijón, pero generan menos empleo y riqueza debido a su asociación con viviendas turísticas. Ante esta situación, la patronal insta tanto al Gobierno del Principado como a los Ayuntamientos a abordar este problema y evitar cometer los mismos errores que se han observado en otros lugares.

En una rueda de prensa, el presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida, y el vicepresidente de Alojamientos de Otea, Fernando Corral, presentaron un informe sobre el comportamiento del sector hostelero y turístico de Asturias durante el año 2023. Durante la presentación, resaltaron la necesidad de un "plan especial" para fomentar el relevo generacional en el sector hostelero en zonas rurales y periféricas, ya que se han perdido 224 establecimientos, en su mayoría bares y cafeterías.

El informe muestra que en Asturias hay un total de 15.397 establecimientos, incluyendo 8.837 de alojamiento y 6.560 de restauración. Además, se registran 38.105 empleos en el sector. A pesar de la situación difícil debido a la pandemia, Otea destaca que el sector hostelero ha experimentado una tendencia positiva y se espera un crecimiento en el futuro.

El vicepresidente de Restauración de Otea, Javier Martínez, también hizo hincapié en el impacto de la inflación en la rentabilidad de la hostelería, especialmente en el aumento del precio de los alimentos. Martínez señaló que este problema afecta a todo el país y pidió medidas para mitigar sus efectos.

En resumen, Otea está instando a las autoridades a abordar el crecimiento descontrolado de las viviendas turísticas en Asturias y a tomar medidas para incentivar el relevo generacional en el sector hostelero en áreas rurales y periféricas. También ha resaltado la importancia de abordar el problema de la inflación en el sector de la hostelería para garantizar la rentabilidad de los negocios.

Categoría

Asturias