Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

La Red Natural de Asturias invertirá 7 millones en 3 años para mejorar atención al público y educación ambiental.

La Red Natural de Asturias invertirá 7 millones en 3 años para mejorar atención al público y educación ambiental.

Oviedo, 24 de diciembre.

La Red Natural de Asturias (RENA) recibirá un presupuesto de 7.045.818 euros para los próximos tres años con el objetivo de fortalecer su atención al público y consolidarse como un referente en educación ambiental, según ha informado el Gobierno del Principado de Asturias.

Desde el Ejecutivo afirman que esta partida permitirá cubrir la atención y gestión de los 23 centros de interpretación y recepción que conforman la RENA, adaptándolos al creciente flujo de visitantes y fortaleciendo las actividades lúdicas y educativas.

Los equipos y recursos de la red atienden anualmente a más de un millón de visitantes en sus doce centros de interpretación y once puntos de información. Para adaptarse a un volumen de visitantes cada vez mayor, se contratará más personal y se ampliarán las horas de atención y los puntos de información. Además, para el año 2024 se tiene prevista la apertura de uno nuevo en el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.

Por otro lado, la RENA cuenta con cuatro zonas en las que se ha establecido una regulación de tráfico con el fin de fomentar la movilidad sostenible en espacios protegidos. Estas zonas son los lagos de Cuadonga/Covadonga en Cangas de Onís, los accesos a Sotres, Pandébano y la ruta del Cares en Cabrales, y la ruta del Alba en Sobrescobio, que se reforzarán específicamente en verano para satisfacer la demanda.

El Gobierno de Asturias también ha realizado un esfuerzo importante para reforzar el personal de información. En la actualidad, 60 profesionales con arraigo en las áreas donde trabajan, conocimientos en biodiversidad y experiencia en educación ambiental forman parte del equipo encargado de atender a los visitantes.

Otro de los servicios que se está consolidando es el de los informadores costeros itinerantes, que comenzó a funcionar en 2021. Estos técnicos se desplazan a playas, arenales y estuarios de zonas protegidas para difundir sus valores ambientales, como las diferentes especies vegetales de los espacios dunares o los ritmos biológicos de la zona intermareal, y para enfatizar la importancia de respetar estos espacios.

El presupuesto asignado a la RENA también busca fortalecer el apoyo a la educación ambiental en los espacios protegidos. Este aspecto engloba diversas actividades lúdicas y educativas al aire libre dirigidas a estudiantes, con el objetivo de sensibilizar y conciliar la conservación con el uso público.

Según los últimos datos correspondientes al año pasado, más de 3.000 personas participaron en estas actividades. El objetivo es fortalecer este ámbito en los próximos años para establecer la red como un referente en educación ambiental.

La creación de la RENA en 2020 supone la integración de todos los espacios protegidos del Principado y aglutina todas las acciones de educación ambiental y atención al visitante relacionadas con el patrimonio natural. Cerca del 40% del territorio de Asturias cuenta con alguna figura de protección, incluyendo un parque nacional, cinco parques naturales y siete reservas de la biosfera, convirtiendo a esta comunidad autónoma en la que cuenta con el mayor número de reservas de la biosfera.