Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

La UE implementa nuevas políticas fiscales a partir de este martes.

La UE implementa nuevas políticas fiscales a partir de este martes.

La Unión Europea ha puesto en marcha las nuevas reglas fiscales que limitarán la deuda y el déficit de los Estados miembro, adaptándose de manera flexible a la situación de cada país. Después de cuatro años congeladas por la pandemia, estas reglas se publicaron en el Diario Oficial este martes.

Esta revisión de las reglas fiscales incluye la reforma del reglamento sobre los brazos preventivo y correctivo, así como de la nueva directiva sobre los requisitos para los marcos presupuestarios de los Estados miembro. El objetivo de esta reforma es reducir los ratios de deuda y déficits gradualmente para favorecer el crecimiento económico y proteger las inversiones estratégicas en sectores como el digital, el verde, el social y la defensa.

Cada Estado miembro debe presentar sus planes nacionales antes del 20 de septiembre de 2024. La Comisión presentará una 'trayectoria de referencia' a los países con deuda pública superior al 60% del PIB o con déficit público por encima del 3% del PIB, como es el caso de España, para garantizar una gestión adecuada de las finanzas.

Además, los países de la UE trazarán su ajuste fiscal de acuerdo con la trayectoria de referencia de la Comisión en sus planes estructurales fiscales nacionales a medio plazo, que deben ser aprobados por el Consejo. Las nuevas normas fomentarán reformas estructurales e inversiones públicas para la sostenibilidad y el crecimiento.

Los países con deuda excesiva estarán sujetos a normas de salvaguardia que les exigirán reducir su deuda en promedio un 1% anual si superan el 90% del PIB. Por otro lado, si el déficit de un país supera el 3% del PIB, deberá reducirlo durante los períodos de crecimiento hasta alcanzar un nivel del 1,5% del PIB.

En conclusión, estas nuevas reglas fiscales buscan garantizar la estabilidad económica y fiscal de los Estados miembro de la UE, promoviendo el crecimiento sostenible, la inversión en sectores estratégicos y la reducción de la deuda y el déficit de manera gradual y realista.