• sábado 4 de febrero del 2023

Mallada (PP) mantiene que las cuentas no encaran el ocaso demográfico ni impulsan la economía

img

Afea al Gobierno del Principado que no baje impuestos para compensar la inflación "por ideología"

OVIEDO, 23 Dic.

La representante del PP en la Junta General, Teresa Mallada, ha señalado este viernes a lo largo de la defensa de la enmienda a la integridad del emprendimiento de capitales para 2023 que las cuentas del Gobierno de Adrián Barbón no encaran el ocaso demográfico ni impulsan la economía.

Durante su intervención en sesión plenaria, Mallada ha argumentado que el Ejecutivo no dejó al PP "otra salida" que enseñar enmienda a la integridad pues no ha recibido las proposiciones que proponía, confiando en que "recapaciten" y muestren otras cuentas.

Resaltó Mallada que el PP propuso en la negociación "unas proposiciones reales" que estiman en unos 112 millones de euros, "solamente el 17% del aumento presupuestario". Por contra, ha afeado al Gobierno socialista que no atendiese esas ideas ni se mostrara presto a bajar impuestos para compensar la inflación "por ideología".

La representante del PP apuntó que una gran parte de los 606 millones del aumento de las cuentas en relación a 2022, se tienen que a la previsión de incremento de capital por recaudación, puesto que los asturianos van a pagar "538 millones de euros mucho más gracias a la inflación en 2023".

Al respecto, aseveró que no es "justo" ese "expolio fiscal a los asturianos en el momento en que peor lo pasan" y cree que los capitales no tienen dentro las medidas primordiales a fin de que Asturias logre "salir adelante".

De este modo, ha criticado que el Gobierno no haya exhibido "ni la mucho más mínima intención" de tener el PP para compensar el "sobreesfuerzo fiscal" de los asturianos, agarrar el "inconveniente de despoblación" ni tener las inversiones primordiales "para poder estímulo económico". "No nos dejaron otra salida", apuntilló.

La consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, contestó a la iniciativa del PP de deflactación de los primeros tramos del IRPF, enseñando que hablamos de "un impuesto progresivo y no proporcional", de tal modo que su app en los primeros tramos implicaría "una bajada extendida" para "todos y cada uno de los declarantes" y no solo para los de rentas bajas o medias, lo que considera una medida "recesiva".

Al respecto, ha señalado que en una renta de unos 15.000 euros esa medida supondría dejar de abonar unos 90 euros, al paso que para las rentas de 60.000 o 70.000 euros supondría dejar de abonar 315 euros. "Y si se marchan deflactando mucho más tramos de renta, mayor sería el ahorro fiscal de quienes tienen mucho más renta. Esa es la verdad por el hecho de que nos encontramos en un impuesto progresivo", afirmó.

Así, puso en duda que las proposiciones de rebajas fiscales "verdaderamente" se hagan pensando en las clases medias y trabajadoras, como la solicitud de supresión de impuestos como Sucesiones o Patrimonio. "Lo que está claro es que la clase media y trabajadora que yo conozco no es exactamente la misma a la que ustedes se están dirigiendo", resolvió entre aplausos de la bancada socialista, defendiendo las medidas fiscales específicas con límite de renta para ocasiones concretas.

"Niego la mayor", respondió Mallada, apuntando que la iniciativa de deflactar el diez% del IRPF en los primeros tramos del impuesto de la renta no va designado a quienes mucho más cobran. "Eso no es verdad", ha dicho, aseverando que "va encaminada a contribuir a las familias a que hagan en frente de la subida de costes".

Teresa Mallada, además, incidió en que la política fiscal no es lo único que falla en las cuentas autonómicas, remarcando que tampoco hay medidas dirigidas a ofrecer solución a inconvenientes en sanidad, educación o servicios sociales.

Para la representante del PP, la clave se encuentra en "la carencia de efectividad" en la administración del Gobierno del Principado, reprochando que "es inadmisible" que "frían a impuestos a los asturianos" mientras que son "inútiles de transformar esos sacrificios" en "prosperar verdaderamente los servicios públicos" o en "inversiones reales".

Más información

Mallada (PP) mantiene que las cuentas no encaran el ocaso demográfico ni impulsan la economía