Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Mujer condenada por causar incendio en la puerta de su vecina en Siero.

Mujer condenada por causar incendio en la puerta de su vecina en Siero.

El pasado 26 de junio, una mujer procesada por provocar un incendio en la puerta de su vecina de 99 años aceptó una condena de un año y cuatro meses de prisión, según informó el gabinete de prensa de la Fiscalía de Asturias. La mujer fue acusada de incendiar el felpudo de la anciana y una bolsa con cartones por no permitirle efectuar una llamada telefónica desde su casa debido a su inestabilidad emocional.

La procesada también aceptó la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como la prohibición de aproximarse a menos de 200 metros de la víctima, su domicilio y lugares frecuentados por ella, y de comunicarse con ella por cualquier medio, todo ello durante tres años. Además, se le impondrá la medida de libertad vigilada por un tiempo no superior a cinco años, con obligación de seguir tratamiento médico externo o someterse a un control médico periódico.

La procesada está diagnosticada por el Servicio de Salud Mental del Principado de Asturias de trastorno mental por consumo de alcohol y de trastorno mixto de la personalidad. En 2020 fue declarada judicialmente su incapacidad absoluta y se nombró tutor al Principado de Asturias. En marzo de 2023 se autorizó judicialmente su internamiento involuntario en un establecimiento adecuado para su atención y cuidado en los ámbitos sanitario y social.

Los hechos ocurrieron el 5 de febrero de 2021 en Carbayín Bajo, Siero, donde la mujer se acercó al domicilio de su vecina del piso de arriba y le pidió que le dejara efectuar una llamada telefónica desde su casa. Ante la negativa de la anciana, la procesada regresó al lugar e incendió el felpudo de la anciana y una bolsa que tenía delante de la puerta de la casa, originando su combustión y una gran cantidad de humo que hizo la atmósfera irrespirable. A continuación, la procesada se fue consciente del peligro que la situación suponía para la mujer, por su avanzada edad y reducida movilidad, y el fuego fue extinguido por otra vecina del edificio que acudió ante los gritos de la anciana.

Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito de incendio del artículo 351, párrafo primero, segundo inciso, del Código Penal, con la semieximente de alteración psíquica.