Padre de Mieres condenado a 2 años de prisión por abuso sexual a una niña amiga de sus hijos.

Padre de Mieres condenado a 2 años de prisión por abuso sexual a una niña amiga de sus hijos.

OVIEDO, 26 Oct. - Un hombre ha admitido ser culpable de abusar sexualmente de una niña, que era amiga de sus hijos, en Mieres, y ha aceptado una condena de dos años de prisión. La vista oral tuvo lugar esta mañana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

El acusado, nacido en 1981, vivía en el mismo edificio en Mieres que la menor, nacida en 2011, y su familia. Según la Fiscalía del Principado de Asturias, el condenado se aprovechó de esta situación, así como de la relación entre la niña y sus propios hijos, para hacerle creer que tenían un romance.

Para lograrlo, enviaba múltiples mensajes al teléfono del padre de la niña, que ella utilizaba, con contenido de naturaleza "amorosa". Además, el acusado conseguía quedarse a solas en su casa con la niña, ya que sus padres le permitían jugar con sus hijos en su domicilio.

En esas ocasiones, el acusado enviaba a los otros niños a otra habitación para estar solo con la menor y acariciarla y besarla. También le pidió que le enviara fotografías desnuda, aunque no consta que la niña haya accedido a hacerlo.

Los padres de la niña denunciaron estas acciones el 25 de febrero de 2020, después de enterarse de la situación gracias a la esposa del acusado. Los hechos ocurrieron en los días previos a esa fecha.

Como resultado, el 28 de febrero de 2020 se emitió una orden judicial que prohibió al acusado aproximarse a menos de 500 metros de la menor, su domicilio, colegio y cualquier otro lugar donde pudieran encontrarse, así como comunicarse directa o indirectamente con ella por cualquier medio.

Los hechos fueron considerados un delito de abuso sexual. Después de admitir su culpabilidad, el acusado aceptó una condena de 2 años de prisión, así como la inhabilitación para ejercer el derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de su condena.

Además, se le impuso una inhabilitación especial para cualquier profesión, oficio o actividad, remunerada o no, que implique contacto regular y directo con menores durante 8 años. También se le impuso una medida de libertad vigilada durante 6 años, que incluye la obligación de informar al tribunal de cualquier cambio en su lugar de residencia o trabajo, así como la prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima.

Se le prohibió desempeñar cualquier actividad que implique contacto directo con menores y se le ordenó someterse a un programa de educación sexual. Además, durante 8 años, se le prohibió acercarse a menos de 500 metros de la menor, su domicilio, colegio y cualquier otro lugar donde pudieran encontrarse, así como comunicarse directa o indirectamente con ella por cualquier medio o método.

En cuanto a la responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la menor, a través de sus representantes legales, con 3.000 euros por los daños y perjuicios sufridos.

Tags

Categoría

Asturias