• miércoles 07 de diciembre del 2022

Pinilla-Alonso piensa que el James Webb dejará ver si hay los elementos de la vida en elementos transneptunianos

img

Desviar asteroides por el momento no es una "fantasmada de Hollywood"

OVIEDO, 3 Nov.

La doctora y científica de españa, astrónoma del Instituto Espacial de la Universidad Central de Florida, Noemí Pinilla-Alonso, se mostró confiada en que el telescopio espacial James Webb dejará ver si hay los elementos precisos para la capacitación de vida en los elementos que orbitan alén de Neptuno, último mundo del Sistema Solar.

La estudiosa ha protagonizado este jueves un acercamiento informativo ordenado por Europa Press con ocasión de la Semana de la Ciencia, en el que participó asimismo el asesor de Ciencia, Innovación y Universidad del Gobierno asturiano, Borja Sánchez.

Pinilla-Alonso explicó que su primordial propósito científico es en este momento conocer si alén del último mundo del Sistema Solar se dan las condiciones a fin de que se forme la vida. Hasta en este momento, dijo, se conoce que la vida empieza desde una serie de materiales como el carbono y el hidrógeno que interaccionan en una suerte de "sopa" que se debe de cocinar "merced a la energía de algo que esté cerca". El James Webb, dijo, va a ser el telescopio solicitado de ver de cerca los cuerpos alén de Neptuno para lograr revisar si estas condiciones se dan en ellos.

Durante su intervención, Pinilla-Alonso mencionó de los enormes adelantos en ciencias planetarias de la última década, mentando metas como 'New Horizons', que aportó varios datos sobre el mundo enano Plutón en 2015, 'Osiris-reX', que aportará información sobre el asteroide 'Bennu', o la mucho más reciente, la misión 'Dart', que sirvió para revisar la efectividad de operaciones de defensa planetaria en el momento de desviar la trayectoria de asteroides.

Respecto a Plutón, la astrónoma ha adelantado que el James Webb ahora ha visto el sistema binario que compone al lado de su satélite Caronte. En esas primeras imágenes se puede ver Plutón y Caronte con la bastante resolución para observarlos separados, y el fantasma de luz que recopila el telescopio espacial deja corroborar que la área del mundo enano tiene dentro enormes proporciones de metano, algo que con la misión 'New Horizons' ahora se había intuido.

La científica explicó, en referencia a la misión 'Dart', de qué manera ha evolucionado la investigación en los últimos siete años. Así, ha asegurado que en 2015, "desviar un asteroide era una fantasmada de Hollywood" y, no obstante, en 2022 fue viable.

"La NASA y la ESA hacen varios esfuerzo en mapear todos y cada uno de los asteroides", ha abundado, señalando que los mucho más enormes, esos que podrían ocasionar la extinción de la Tierra si se cruzan en su órbita, ahora están mapeados.

Existen, no obstante, otros asteroides medianos que tienen la posibilidad de ocasionar "catastrofes locales" en algún conjunto de naciones. "Se hacen varios sacrificios para hallarlos", ha subrayado, para después argumentar de qué manera marcha el trámite por el que se elige la opción mejor para remover estas amenazas.

"No existe iniciativa desquiciada en ciencia", ha asegurado, enseñando que entre las proposiciones para eludir el encontronazo de asteroides contra la Tierra se charló aun de enviar una nave que envolviera el asteroide para arrastrarlo fuera de órbita, o detonarlo "completamente". En este punto, ha bromeado, "siempre y en todo momento se conoce que uno va a caer en Texas", si bien un abordaje de estas especificaciones implicaría varios peligros pues no se sabe de qué forma se moverían todos y cada uno de los trozos.

'Dart', que alteró la trayectoria del asteroide 'Dimorphos' y su satélite 'Dydimos', sirvió para probar de qué forma se puede llevar a cabo andar una nave espacial para colisionar intencionalmente con un asteroide para desviarlo, una técnica famosa como encontronazo cinético.

La científica asturiana ha dedicado una parte de su intervención a argumentar de qué manera el Sistema Solar "tiene bastante por conocer" más allá de que "semeja nuestro vecindario". El James Webb, dijo, dará la posibilidad de conocerlo en aspecto.

Según explicó, el estudio de los elementos transneptunianos servirá para comprender las características químicas y físicas de los planetas del Sistema Solar y de otros sistemas, tal como buscar los elementos básicos para la vida.

El telescopio espacial dejará investigar los fantasmas de estos elementos alén de Neptuno, lo que va a ayudar a los científicos a saber cuánta luz reciben y de qué modo, para de esta manera poder acabar de qué materiales están compuestos los cuerpos. "En dependencia de la luz que absorbe, se sabrá qué materiales hay en la área", ha añadido.

Desde septiembre y hasta el verano que viene, su aparato se dedicará a ver, a través del emprendimiento 'DiSCo-TNOs', 60 elementos tras Neptuno. "De a poco van accediendo", dijo, más allá de que se mostró sensato sobre los descubrimientos. "Merced al Webb se va a poder ver toda la población de transneptunianos", ha festejado.

Noemí Pinilla-Alonso (Oviedo, 1971), empezó su trayectoria como estudiosa en la Universidad de La Laguna, Tenerife, donde consiguió su doctorado en Astronomía y Astrofísica (2009). Después de eso, fue estudiosa postdoctoral en el departamento de Ciencias Planetarias y de la Tierra en la Universidad de Tennessee; en el Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada; y en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California. Actualmente lidera el emprendimiento 'Preparación para el Telescopio Espacial James Webb: Completando el Legado IRAC en el Cinturón de Kuiper'.

Más información

Pinilla-Alonso piensa que el James Webb dejará ver si hay los elementos de la vida en elementos transneptunianos