Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Saavedra critica postura "inmovilista" del PP y propone reorganizar mapa sanitario para optimizar atención médica

Saavedra critica postura

La consejera de Salud del Principado de Asturias, Concepción Saavedra, ha acusado al Partido Popular de adoptar una actitud "inmovilista" durante la primera reunión sobre la reorganización del mapa sanitario. Saavedra ha afirmado que el borrador presentado por el Gobierno es simplemente un "documento base" abierto a negociación para mejorar la calidad asistencial.

Después de la reunión con varios grupos parlamentarios y antes de reunirse con representantes de sindicatos sanitarios, la consejera ha asegurado en rueda de prensa que la reorganización del mapa sanitario tiene como objetivo reducir la estructura directiva y fortalecer la estructura de gestión para mejorar y agilizar la atención, reducir las listas de espera, hacer más atractivas las plazas de difícil cobertura y reducir la burocracia.

"No vamos a disminuir las prestaciones ofrecidas en los hospitales comarcales, sino que buscamos potenciarlos y hacerlos más atractivos para los profesionales, así como ampliar la cartera de servicios", ha asegurado.

En este sentido, Saavedra ha enfatizado que no se modificará "el mapa asistencial" de hospitales y consultorios, sino que se realizará una reordenación de la estructura directiva para lograr una mayor coordinación. "No estamos hablando de fusiones ni dependencias, sino de reorganización", ha dicho.

La consejera ha valorado el ambiente "distendido y cordial" de las primeras reuniones, pero ha señalado la actitud "inmovilista" del PP y su negativa a realizar cambios, yendo en contra de la voluntad del Principado de fortalecer y actualizar el sistema sanitario público.

A pesar de todo, Saavedra ha reiterado la intención del Gobierno de dialogar con todos los implicados y ha pedido que no se difundan "ideas falsas" que puedan generar malestar e incertidumbre entre la población.

Por tanto, Saavedra solicita "partir de premisas reales para dialogar" y destaca que ha sido clara desde el principio al presentar un documento base, evitando así comenzar negociaciones "sin nada". "Estamos dispuestos a dialogar, debatir y llegar a acuerdos para obtener el máximo consenso posible", ha afirmado, añadiendo que el proceso será "largo".