Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Sanidad implementa el rastreo del cáncer cervicouterino en el distrito de salud de Langreo.

Sanidad implementa el rastreo del cáncer cervicouterino en el distrito de salud de Langreo.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha anunciado el inicio del cribado poblacional de cáncer de cuello de útero en el área sanitaria VIII, con cabecera en Langreo. Esta medida beneficiará a más de 15.800 mujeres de entre 25 y 65 años que hayan mantenido o practicado relaciones sexuales, brindándoles la oportunidad de detectar la enfermedad de manera temprana.

Según las autoridades, se han habilitado cinco centros de salud en La Felguera, Sama, El Entrego, Sotrondio y Pola de Laviana, donde las mujeres podrán realizarse las pruebas necesarias. Además, la gerencia del área ya ha enviado cartas de invitación junto con un tríptico informativo, instando a las mujeres a solicitar una cita en su centro de salud correspondiente. En caso de que no respondan a la invitación, se les enviará una segunda oportunidad después de tres meses.

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad prevenible y curable si se detecta a tiempo. La participación en este programa de cribado permitirá identificar las lesiones previas a la aparición de la enfermedad, facilitando así su control y tratamiento.

La prevención de esta enfermedad se enfoca en evitar la infección por el virus del papiloma humano (VPH), lo cual puede lograrse utilizando preservativos durante las relaciones sexuales y vacunándose contra el VPH cuando sea necesario. El diagnóstico temprano de las lesiones, facilitado mediante el cribado, también juega un papel crucial en la prevención y protección contra esta enfermedad.

Este programa de cribado ya se ha implementado en el área sanitaria VIII, siendo la segunda después de Gijón, donde se realizó una prueba piloto. El Sespa tiene previsto ampliar este programa al resto de zonas en el año 2024.