• sábado 4 de febrero del 2023

Seprona clausura un matadero ilegal cuya carne se vendía sin control sanitario en locales asiáticos, uno en Lugones

img

OVIEDO/MADRID, 16 Jun.

Agentes de la Guardia Civil correspondientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), ordenados con la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación y con acompañamiento de la Subdirección General de Seguridad Alimentaria y Sanidad Ambiental, las dos de la Comunidad de Madrid, clausurado un matadero ilegal ubicado en una parcela de la ciudad más importante, haciendo inspecciones a locales de ocho provincias donde iba destinada la carne que no tenía ningún género de control sanitario. Uno de los locales está situado en Lugones (Siero).

La operación tenía su origen en las vigilancias que efectúa el Seprona en razón de los realizados que tiene asignados en la pelea contra el estafa alimenticio. Dichos controles se vieron intensificados tras conocerse el primer caso de gripe aviar detectado en el mes de febrero del año vigente en la Comunidad de Madrid, informó este jueves la Comandancia de Madrid en una publicación oficial.

A raíz de este operativo, los agentes consiguieron detectar una parcela en una ciudad de Madrid, donde la Guardia Civil comprobó el sacrificio de animales y observó la quema de restos de animales en exactamente la misma explotación.

La actividad operativa descubrió que los investigados sacaban la carne de los animales sacrificados en furgonetas o turismos sin cadena de frío.

La mercancía era transportada en unas oportunidades hasta un polígono ubicado en Fuenlabrada, rincón desde el que se distribuía a sitios de comidas y establecimientos regentados por ciudadanos asiáticos o mediante un lugar que introducía la carne en sus neveras y más tarde se distribuía mediante un servicio de correo.

El transporte se hacía sin ningún género de control sanitario, con lo que tras efectuar todas y cada una de las comprobaciones en materia administrativa de la explotación y la distribución se procedió en colaboración con inspectores de Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación, a efectuar un registro en la explotación ganadera con la pertinente autorización judicial.

Una vez accedieron al interior de la finca, los guardas civiles encontraron 650 animales, (gallinas, patos, cabras, cerdos y burros), que fueron puestos en cuarentena y sometidos a las pruebas pertinentes por personal técnico de la Comunidad. Las pruebas efectuadas lanzaron resultado positivo en salmonella entérica, con lo que se ha decretado su sacrificio.

La situación de insalubridad del lugar propició la detención de seis personas, todas y cada una ellas de origen asiático, continuando el operativo a encontrar y también intervenir todo el género distribuido.

Este género de instalaciones necesitan rigurosos controles veterinarios anteriores al sacrificio y tras exactamente el mismo, aparte de cumplir las medidas sanitarias para garantizar el estado sanitario de los animales y artículos en todas y cada una de las etapas de producción, transformación y distribución.

También se les asigna otro delito de castigo por la sepa de medidas de confort animal y métodos de aturdimiento en el sacrificio para eludir padecimiento insignificante así como establece la normativa.

La actividad, totalmente furtiva, se situaba en el ambiente de predominación del primer foco de gripe aviar detectado en Madrid el mes pasado de febrero. El entramado tenía puntos de venta en El Molar, Aranjuez y Fuenlabrada (Madrid), Lebrija (Sevilla), Lucena (Córdoba), Fuente del Fresno (Localidad Real), Manises y Alfafar (Valencia), Lugones (Asturias), Liencres (Cantabria) y Basauri (Vizcaya).

Además de los seis detenidos (5 hombres y 1 mujer), los que regentaban el matadero, haciendo sacrificios y distribuyendo la carne, la Guardia Civil ha investigado a 12 personas mucho más por delitos de estafa, contra el mercado y los usuarios y contra la salud pública. La operación permitió intervenir 350 kilos de carne, que se encontraba preparada para su distribución al público.

Más información

Seprona clausura un matadero ilegal cuya carne se vendía sin control sanitario en locales asiáticos, uno en Lugones