• sábado 01 de octubre del 2022

Solicitan 8 años de prisión para un acusado de procurar matar a su pareja en 2020 en Gijón

img

OVIEDO, 4 Jul.

La Fiscalía de Área de Gijón ha pedido 8 años de prisión y la prohibición de residir en Asturias a lo largo de diez años, para un procesado por procurar matar a su pareja en Gijón en 2020, una vez que ella le afirmara que deseaba romper la relación.

La vista oral está señalada este martes, 5 de julio, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con origen en Oviedo, a las diez.00 horas.

El Ministerio Fiscal mantiene que el procesado (1952) sostenía una relación sentimental con la mujer, de 63 años, desde hacía unos 39 años. Ambos convivían en el piso, propiedad de la mujer, en Gijón.

A finales de agosto o principios de septiembre de 2020, ella le comunicó que no deseaba proseguir conviviendo con él y que debía dejar la vivienda, acordando que el día 16 de septiembre de 2020, el procesado efectuaría la mudanza para moverse.

El procesado, que no aceptó la resolución de terminar a la relación y a la convivencia, el 16 de septiembre de 2020, sobre las 6:40 horas, en el momento en que la mujer estaba en cama, entró en la habitación y, sin mencionarle nada y con ánimo de terminar con su historia, la agarró del pelo, tirando de su cabeza hacia atrás. A continuación, la cogió de manera fuerte del cuello y, con la otra mano, donde portaba un cuchillo de cocina de unos 15 centímetros de hoja, empezó a asestarle navajadas dirigidas a la región del cuello, pecho y abdomen.

La mujer interpuso sus brazos para defenderse, mientras que le afirmaba: "qué haces, me vas a matar". Como consecuencia de la agresión, el papel del cuchillo que llevaba el procesado se rompió, conque lo tiró al suelo y abandonó la habitación para dirigirse a la cocina, donde cogió otro cuchillo de sierra, con una hoja de unos 20 centímetros.

La mujer procuró entonces dejar el residencia, dirigiéndose hacia la puerta, si bien fue alcanzada por el procesado, que le asestó novedosas navajadas a los brazos y en la cabeza.

Ahora en el rellano, mientras que la víctima solicitaba auxilio a voces a sus vecinos, el procesado logró arrinconarla contra la pared y continuó asestándole navajadas, cayendo ella al suelo. Tras oír sus chillidos, un vecino salió al descansillo y, al notar lo que ocurría, procuró inmovilizar al procesado, ayudado por el hermano de la mujer, que asimismo radicaba en el inmueble y había oído los chillidos de auxilio.

Entre los dos lograron sacarle el cuchillo y sostenerlo hasta la llegada de la Policía, más allá de que el procesado proseguía forcejando con ellos y lanzándoles golpes.

Como consecuencia de estos sucesos, la mujer padeció múltiples lesiones y le han quedado como consecuencias múltiples cicatrices.

El procesado está en prisión provisional por estos sucesos desde el 18 de septiembre de 2020. La Fiscalía cree que los hechos contados son constitutivos de un delito de homicidio en nivel de tentativa. Concurre en el procesado la coyuntura agravante de vínculo, tal como la de desprecio de género, respecto del delito de tentativa de homicidio.

Más información

Solicitan 8 años de prisión para un acusado de procurar matar a su pareja en 2020 en Gijón