Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Vox afirma en Sotrondio que la inmigración ilegal genera inseguridad.

Vox afirma en Sotrondio que la inmigración ilegal genera inseguridad.

La portavoz de Vox en la Junta General, Carolina López, ha alertado sobre los peligros de la inmigración ilegal y el "reparto irresponsable" de inmigrantes ilegales en territorio asturiano, argumentando que esto conlleva inseguridad.

En un evento en Sotrondio, municipio de San Martín del Rey Aurelio, López ha expresado su preocupación por el hecho de que treinta migrantes procedentes de Canarias hayan sido instalados en el Colegio San José de esta localidad. Acompañada de otros miembros de Vox, ha afirmado que San Martín del Rey Aurelio es una de las áreas de Asturias que sufre este "reparto irresponsable" de inmigrantes ilegales, como consecuencia de las políticas del gobierno de Pedro Sánchez, las cuales, según ella, favorecen la inmigración ilegal y permiten la llegada de personas cuyos antecedentes penales se desconocen, aumentando así la inseguridad en pueblos y barrios.

López ha comentado: "No podemos permitir que la inseguridad que conlleva la inmigración ilegal se sume a la larga lista de problemas que el socialismo ha creado y no ha solucionado en Asturias". Además, ha destacado que los datos demuestran que en aquellos barrios o pueblos donde aumenta la inmigración ilegal también aumenta la inseguridad, y ha enfatizado en que no se puede permitir que la inmigración se sume a los problemas que Asturias ya enfrenta.

Para López, es "urgente" recuperar las políticas de "fronteras seguras". Ha acusado a los gobiernos socialistas de abrir las fronteras a la "inmigración ilegal y descontrolada, sacrificando el modo de vida y la seguridad de los españoles".

La diputada de Vox Sara Álvarez también ha expresado su preocupación, comentando: "La llegada de los inmigrantes ilegales es un problema grave que, con la actitud del gobierno asturiano, va a empeorar. Entendemos perfectamente el drama que viven estos inmigrantes, pero estos traslados impuestos por el Gobierno no son la solución, ya que no afrontan directamente el problema de las mafias".