Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Aprobada en medio de inseguridad jurídica, la polémica ordenanza de comercio en Oviedo, cuestionada por PSOE e IU.

Aprobada en medio de inseguridad jurídica, la polémica ordenanza de comercio en Oviedo, cuestionada por PSOE e IU.

El pleno del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado, con los votos a favor del PP y Vox, la Ordenanza Reguladora de Actividades Comerciales e Industriales en el Espacio de Dominio y Uso Público de Oviedo, entre críticas de PSOE e IU por la "inseguridad jurídica" que a su juicio genera para los comerciantes del Oviedo Antiguo.

La concejala de Economía, Transformación Digital y Políticas Sociales, Leticia González, ha explicado que la ordenanza viene a actualizar la anterior con el objetivo de adaptarla a la normativa y las necesidades actuales. También persigue "facilitar y fomentar" la actividad comercial de Oviedo para favorecer su desarrollo económico, social y la tracción de empleo.

La nueva ordenanza "permite utilizar otros espacios de la ciudad", además del entorno del Fontán, para la venta ambulante, crear nuevos mercados en otros barrios y el uso del dominio público para generar actividad económica.

En el caso de los establecimientos del Oviedo Antiguo, zona de especial protección, la ordenanza contempla que cada comerciante se dirija al Consejo de Patrimonio para solicitar el uso de la vía pública para promociones comerciales, ya que su grado de protección impediría que pudieran utilizar el dominio público.

Es este punto el que ha despertado las dudas del PSOE y Convocatoria por Oviedo-IU, al entender ambas formaciones que este apartado genera "inseguridad jurídica" a los comerciantes. Su crítica ha llegado al punto que el PSOE ha pedido la retirada del texto para su modificación, recibiendo para ello el apoyo de IU.

El edil del PSOE Javier Ballina ha explicado que esta norma es "buena" pero presenta "claroscuros de legalidad". "Es una norma que no va a aportar seguridad jurídica, sino que va a aportar bastante inseguridad jurídica y que perjudicará a aquellos que tiene que beneficiar, a los comerciantes", ha criticado.

Ballina ha lamentado que se "someta" a los comerciantes a una inseguridad jurídica "innecesaria" en una norma que "podría aportar muchos recursos y ser muy buena para la ciudad".

En la misma línea, el concejal de IU Alejandro Suárez ha explicado que esta inseguridad jurídica "es algo que se puede evitar" deliberando de manera "más pausada" el texto. En opinión de Convocatoria por Oviedo, esta norma "no soluciona" los problemas de los comerciantes sino que se los va a generar. "Es una pena que una norma amplia empiece así", ha lamentado.

Así, ha remarcado que "no se puede trasladar la responsabilidad de que las cosas vayan bien" en el casco antiguo a los comerciantes, sino que tiene que haber una responsabilidad de la administración, ya que cada vez que un comerciante quiera sacar a la calle sus productos, "tendrá que justificarse ante el Consejo de Patrimonio". Suárez ha pedido además al Equipo de Gobierno que sea "prudente" con los informes municipales que advertían de este aspecto.

Al respecto, la concejala de Economía ha dejado claro que la opción de que los comerciantes de la zona protegida soliciten autorización a Patrimonio es "una solución del Servicio perfectamente válida". "Lejos de generar esa inseguridad jurídica, protege a la norma de quedarse obsoleta y traducirse en una imposibilidad de llevar a cabo cualquier actuacion dentro de la zona protegida", ha explicado.

Por su parte, la portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Sonsoles Peralta, ha apoyado la ordenanza, al entender que "favorece" a los comerciantes. Su renovación, ha dicho, era "necesaria y urgente" para adaptarse a las nuevas demandas y necesidades del sector para preservar el modelo de venta "cercano y familiar".