Canteli y Barbón se unen en Oviedo para respaldar el Museo de los Premios y un plan de inversión turística.

Canteli y Barbón se unen en Oviedo para respaldar el Museo de los Premios y un plan de inversión turística.

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el presidente del Principado de Asturias en funciones, Adrián Barbón, han mostrado este miércoles su sintonía en torno a proyectos para la ciudad, como la puesta en marcha del Museo de los Premios Princesa de Asturias o el impulso de un plan de inversión turística conjunto entre Ayuntamientos y Administración autonómica.

Barbón y Canteli se han dado cita en el Consistorio ovetense, en la que ha sido la primera visita institucional del presidente a la casa consistorial de la capital asturiana. Allí han abordado asuntos que llevan sobre la mesa varios años, como el futuro de la fábrica de armas de La Vega o de los terrenos del antiguo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), pero también nuevos proyectos como el museo de los Premios.

Sobre este asunto, Barbón ha asegurado que "respalda abiertamente" la idea del alcalde, y ha destacado que el turismo "no es solo naturaleza o gastronomía". En Asturias, ha agregado, hay además un turismo cultural "muy importante" y "cada vez más creciente". Esta propuesta, ha agregado, puede ser "un revulsivo" para que siga creciendo. Barbón ha abogado por "ir de la mano" una vez se conforme el nuevo Gobierno de España para "negociar, abordar y conseguir fondos" para desarrollar este proyecto.

El alcalde, por su parte, ha señalado que sería algo "muy bueno" para Oviedo y para Asturias, y ha apuntado que su intención es hacer algo "emblemático" que no se limite a ser un archivo de la Fundación Princesa. "Tendrá que haber un concurso de ideas", ha razonado, además de apoyo del Principado, Ayuntamiento y fondos europeos, de manera que se pueda convertir en una "gran referencia" a nivel mundial.

El alcalde ha propuesto también a Barbón un plan de inversión turística por el cual cada ayuntamiento aporte un euro por habitante, hasta llegar a un millón de euros, y el Principado aporte otro millón, para diseñar una estrategia conjunta de promoción.

Barbón ha recogido el planteamiento del alcalde, matizando que puede que haya ayuntamientos que no quieran participar del proyecto. En todo caso, el presidente en funciones considera que "es importante que los grandes ayuntamientos se impliquen en el desarrollo y el impulso turístico de Asturias". "Puede ser un camino a encajar y ver de qué fórmula jurídica se propone", ha dicho.

Ambos dirigentes han mencionado otros asuntos comunes de las dos administraciones, como el impulso al albergue de peregrinos en Las Pelayas, la finalización de la construcción de los institutos de La Florida y La Corredoria, la unificación de sedes judiciales o la ampliación del campus universitario del Cristo.

El alcalde ha pedido a Barbón "agilidad" en los trámites burocráticos en materia de patrimonio, criticando la paralización de la peatonalización de la calle Mendizábal. El alcalde ha explicado que su proyecto pasaba por instalar granito en el suelo en lugar de la caliza roja por ser más resistente, y sin embargo la Consejería de Cultura no lo permite. "No logro entenderlo, porque poco a poco habría que ir suprimiendo la piedra roja, que sufre mucho", ha razonado, asegurando que "la mayoría" del Oviedo Antiguo está con granito. "Nadie me lo explicó debidamente tampoco", ha apostillado.

Barbón, por su parte, ha dicho que la Consejería deberá estudiar "dónde está el problema" y ha reconocido que "en ocasiones", y "no tanto la parte política como la parte técnica", es "excesivamente restrictiva". Ha abogado el presidente en funciones por ir hacia organismos "mucho menos burocratizados" para que sea más fácil de gestionar, eso sí, garantizando la protección del patrimonio.

A pesar del clima de cordialidad que tanto Canteli como Barbón han mostrado, el alcalde de Oviedo ha señalado que, si bien se han hecho cosas durante estos cuatro años, ha sido "muy poco" para lo que tendría que haber sido.

"Le pido al presidente que tome más en serio las cosas de Oviedo", ha dicho, asegurando que ha visto la "predisposición" de Barbón para atender estas cuestiones y que en estos cuatro años se resuelvan "los eternos problemas" de Oviedo, como la Ronda Norte, el AVE, o el plan para La Vega. "Es muy buena gente, pero podía haber sido mejor presidente", ha resumido.

Barbón, por su parte, le ha dicho que "los dos" deben "ambicionar ser mejores" después de la que ha sido la primera legislatura para ambos. "Lógicamente los dos tenemos que ambicionar ser mejores y eso es así, hay que reconocerlo, pero dentro de un clima que yo quiero destacar de cordialidad", ha dicho.

El presidente en funciones ha resaltado que esta visita institucional viene con un mensaje "claro" y con el objetivo de "seguir manteniendo la cordialidad" tanto en las relaciones personales como en las institucionales de manera que la ciudad avance y para que Asturias avance.

Con este encuentro el presidente ha querido "demostrar que merece mucho más la pena la política útil, respetuosa y cordial que la política basada en la descalificación, la calumnia y el insulto".

Tags

Categoría

Asturias