La concentración en Pola de Siero rechaza las violencias machistas: "¡Basta ya!"

La concentración en Pola de Siero rechaza las violencias machistas:

El pasado sábado 25 de noviembre, se llevó a cabo una manifestación unitaria en Pola de Siero para conmemorar el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Bajo el lema "¡Se acabó!", el movimiento feminista reivindicó la fuerza individual y colectiva en la lucha contra las violencias machistas.

La manifestación, que comenzó a las 12 del mediodía en el Mercado Nacional de Ganados, recorrió las calles de la capital del concejo de Siero y también buscó llamar la atención sobre el "silencio cómplice" que las instituciones, organizaciones y la ciudadanía en general mantienen ante el terrorismo machista.

En el manifiesto de la jornada se destacó la necesidad de una "justicia real" a través de medidas que fortalezcan los mecanismos de acompañamiento, empoderamiento y reparación a las víctimas, con el objetivo de mejorar la vida de todas las mujeres.

Además, se hizo especial hincapié en el deporte como un espacio clave para romper estereotipos y acabar con la desigualdad. El texto señalaba la importancia de apoyar a las mujeres en todos los deportes con el fin de superar las dificultades que generan brechas y desigualdades.

Se subrayó que la violencia machista es la violación más generalizada de los derechos humanos contra las mujeres. En lo que va de año, ya se han registrado 92 asesinatos de mujeres, convirtiendo este año en uno de los peores en términos de violencia de género.

También se denunció el trato machista y racista que sufren las mujeres refugiadas, racializadas y migrantes en su día a día. Asimismo, se hizo un llamado a poner fin a las múltiples discriminaciones que enfrentan las mujeres con diversidad funcional. Además, se condenaron las distintas formas de explotación sexual y las numerosas violencias y agresiones sexuales que experimentan muchas mujeres, jóvenes y niñas en todo el mundo. También se hizo mención a la gestación subrogada como una violación grave de los derechos humanos y reproductivos.

El manifiesto resaltó la importancia del consentimiento como base de la formación de las nuevas generaciones. También se exigió el fin de la violencia laboral, económica y patrimonial.

En resumen, la manifestación dejó claro que ya no se tolerarán más violencias en los hogares, trabajos, escuelas, relaciones y espacios de diversión. La lucha por la igualdad de derechos continuará sin retroceder. El manifiesto concluyó con las palabras: "Compañeras, hermanas, ahora sí ¡Se acabó!".

La manifestación en Siero fue solo una de las más de 40 movilizaciones que se llevaron a cabo en todo el país. En Madrid, se convocaron dos manifestaciones. La primera, organizada por el Foro de Madrid contra la violencia a las mujeres y el Consejo de las Mujeres de Madrid, contó con la presencia de la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Por la tarde, la Comisión 8M organizó otra manifestación bajo el lema "Se acabó: Nuestra lucha es global", en la que estuvo presente la exministra de Igualdad, Irene Montero.

Tags

Categoría

Asturias