Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Barbón afirma que Asturias se acerca a un futuro prometedor

Barbón afirma que Asturias se acerca a un futuro prometedor

En un emocionante acto en Oviedo, el presidente del Gobierno de Asturias, Adrián Barbón, ha destacado la importancia de la variante ferroviaria de Pajares. Este viaje inaugural contó con la presencia del presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, el Rey Don Felipe y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Barbón expresó su alegría y afirmó que a partir de ahora, Asturias se acerca más a creer en un futuro prometedor. Durante su discurso, el presidente asturiano también recordó a Alejandro Rebollo, expresidente de Renfe y creador del proyecto original de la variante en la década de los 80.

Según Barbón, la puesta en funcionamiento de la variante ferroviaria de Pajares romperá el sentimiento de aislamiento secular que prevalece en Asturias. El Principado ahora iniciará una "década de cambio" con una gran motivación hacia el futuro.

Además, Barbón aprovechó la presencia del ministro de Transportes, Óscar Puente, para recordarle sus compromisos con Asturias, como el Corredor Atlántico, la mejora de las cercanías ferroviarias y el desbloqueo del convenio para utilizar los terrenos de la fábrica de La Vega en Oviedo.

En el viaje inaugural de la variante ferroviaria de Pajares, que va desde León hasta Asturias, estuvieron presentes el Rey Don Felipe y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El acto institucional tuvo lugar cerca de la estación de Oviedo y marca el reemplazo de la antigua rampa de Pajares.

La explotación de la nueva línea se realizará en dos fases, con el objetivo de mejorar los tiempos de viaje y las velocidades a medida que se incorporen los nuevos trenes de la serie 106, previstos para el primer trimestre de 2024. También habrá mejoras en el tramo León-La Robla.

El trayecto entre Madrid y Oviedo, que fue recorrido por las autoridades en el viaje inaugural, se reduce a aproximadamente tres horas y 12 minutos, siendo una hora menos que antes. El tren salió de Madrid a las 13.35 horas y llegó a Oviedo, tras hacer una parada en León, a las 16.45 horas. Durante el recorrido por la variante se alcanzaron velocidades de hasta 201 kilómetros por hora.