Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

José Andrés culpa de los ataques a Netanyahu por reducir la ayuda económica.

José Andrés culpa de los ataques a Netanyahu por reducir la ayuda económica.

El famoso chef español José Andrés, reconocido por su labor humanitaria con la organización World Central Kitchen (WCK), ha respondido con contundencia al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien justificó el ataque que resultó en la muerte de siete trabajadores de su ONG. Andrés afirmó que este trágico incidente no fue simplemente un error, sino el resultado directo de las políticas gubernamentales que han reducido drásticamente la ayuda humanitaria.

En un artículo publicado en el periódico israelí 'Yedioth Ahronoth', el chef español condenó el ataque aéreo contra el convoy de WCK, señalando que los vehículos estaban claramente identificados y sus movimientos eran conocidos por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Asimismo, criticó la decisión del Gobierno de Netanyahu de reducir la asistencia humanitaria a niveles críticos.

Además, José Andrés hizo un llamado a la conciencia de Israel, destacando la importancia de actuar con humanidad y empatía. Hizo hincapié en que atacar a los trabajadores humanitarios y privar a una población de alimentos y medicinas no es la solución a los conflictos, sino que representa un obstáculo para la paz.

Si bien el anuncio de una investigación por parte del Ejército y el Gobierno de Israel es un paso en la dirección correcta, Andrés insistió en que esta investigación debe abordar las responsabilidades desde los niveles más altos del poder. Es fundamental, según el chef, reconocer la labor de los trabajadores de WCK como ejemplos de altruismo y solidaridad.

En última instancia, José Andrés instó al Gobierno israelí a abrir vías de acceso para la entrega de ayuda humanitaria, detener los ataques contra civiles y trabajadores humanitarios, y comprometerse con el camino hacia la paz de manera urgente. Solamente a través del diálogo y del respeto por la vida y la dignidad de todos, se podrá construir un futuro mejor para la región.

El ataque contra el convoy de WCK en Deir al Balá, en la Franja de Gaza, ha generado una ola de indignación y tristeza en la comunidad internacional. Es imperativo que se tomen medidas concretas para garantizar la seguridad de los trabajadores humanitarios y el acceso de la población a los recursos básicos para sobrevivir en medio de un conflicto devastador.