Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

La Transición Ecológica fomentará el uso de residuos de construcción y demolición.

La Transición Ecológica fomentará el uso de residuos de construcción y demolición.

La Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico en Asturias ha destacado su apoyo a la reutilización de residuos de construcción y demolición para su conversión en áridos, los cuales pueden ser empleados en nuevas obras e infraestructuras, según lo expresado por la consejera Nieves Roqueñí durante la jornada inaugural titulada 'La circularidad de los productos de construcción en el Principado de Asturias: De los RCDs a los áridos reciclados'.

En la región se generan aproximadamente 280.000 toneladas de desechos de obras de demolición y construcción, de los cuales el 9% proviene de este tipo de actividades. Cogersa, en sus instalaciones de Serín, se encarga de gestionar gran parte de estos residuos, mayormente escombros con una pequeña cantidad de tierra, transformándolos en áridos reciclables que cumplen con los estándares de la Unión Europea.

El consorcio manejó alrededor de 167.734 toneladas de RCDs en 2023, más de la mitad de la cantidad generada, pero la consejera mencionó que el Principado busca ampliar sus esfuerzos en la circularidad de estos desechos, reconociendo su valor como recurso y su potencial para nuevas oportunidades económicas y empleos.

Para lograr este objetivo, se están siguiendo las directrices establecidas en la Ley de Calidad Ambiental y en la Estrategia de Economía Circular. La primera implicaría fomentar la contratación pública verde y la utilización de al menos un 40% de subproductos o materiales reciclados en las obras y suministros gubernamentales, mientras que la segunda aboga por la fabricación de áridos reciclados a partir de estos desechos, con un enfoque en la construcción sostenible y el ecodiseño.

La consejera mencionó que están colaborando con la Cámara de Comercio de Oviedo para establecer una certificación de materiales circulares que facilite la implementación del artículo 20.3 de la Ley de Calidad Ambiental. Además, se está evaluando la posibilidad de instalar plantas de producción de áridos reciclados en áreas donde actualmente se extraen materiales de canteras o suelos mineros no utilizados para actividades industriales.

En resumen, Nieves Roqueñí afirmó que están comprometidos en maximizar la utilización de recursos para prolongar su ciclo productivo y reducir la generación de residuos, contribuyendo así a una economía sostenible, eficiente en el uso de recursos y competitiva en términos de emisiones de carbono.