Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

PSOE y PP empatan en Asturias según CIS, Sumar obtendría 1-2 diputados y Vox 1

PSOE y PP empatan en Asturias según CIS, Sumar obtendría 1-2 diputados y Vox 1

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado una macroencuesta de cara a las elecciones generales del 23 de julio en Asturias. Según la encuesta, PSOE y PP estarían empatados, obteniendo entre dos y tres escaños cada uno, en una autonomía que actualmente cuenta con 7 escaños en el Congreso de los Diputados.

El informe del CIS también otorga un escaño a Vox y entre uno y dos asientos a Sumar.

A diferencia de las últimas elecciones generales, el PP se presenta en solitario, ya que Foro Asturias ha decidido no presentarse este año.

Los candidatos principales de los partidos en Asturias son Adriana Lastra (PSOE), Esther Llamazares (PP), Rafael Cofiño (Sumar) y José María Figaredo (Vox).

A nivel nacional, la macroencuesta muestra un escenario de empate técnico entre PP y PSOE, con una ventaja de dos décimas para el PP. Sin embargo, la suma de los partidos de izquierda obtendría más escaños que el bloque de derecha, acercándose a la mayoría absoluta.

Según el CIS, el PP obtendría entre 122 y 140 escaños, con un 31,4% de estimación de voto, mientras que el PSOE obtendría entre 115 y 135 diputados, con un 31,2% de estimación de voto.

En tercer lugar se encuentra Sumar, con un 16,4% de estimación de voto y entre 43 y 50 escaños, superando a Unidas Podemos. Por otro lado, Vox cae a la cuarta posición, obteniendo un 10,6% de estimación de voto y entre 21 y 29 diputados, muy por debajo de los 52 que obtuvo hace cuatro años.

A pesar de esto, la suma de PP y Vox está lejos de alcanzar la mayoría absoluta en el Congreso, que se sitúa en 176 escaños. Por otro lado, el PSOE junto con Sumar podrían tener la posibilidad de formar gobierno, ya que en su horquilla más alta podrían obtener mayoría absoluta o contar con el apoyo de algún partido minoritario.

El estudio se basa en más de 29,200 entrevistas telefónicas realizadas durante 20 días en junio, tiempo en el que se estaban negociando los ayuntamientos y parlamentos autonómicos después de las elecciones locales y regionales, en las que el PP obtuvo la victoria.