Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

5 alborotadores enfrentan juicio por disturbios masivos en el centro de Oviedo en 2021

5 alborotadores enfrentan juicio por disturbios masivos en el centro de Oviedo en 2021

La Fiscalía del Principado de Asturias solicitará la condena de cinco individuos acusados de enfrentarse a la Policía en una violenta pelea en el centro de Oviedo en mayo de 2021. La vista oral se llevará a cabo el martes 28 de noviembre en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, a las 11:00 horas. Los acusados consisten en tres mujeres y dos hombres.

Los sucesos ocurrieron aproximadamente a las 00:45 horas del 17 de mayo de 2021, cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía acudieron a la calle Asturias después de recibir una llamada de que, en el número 15, varias personas estaban involucradas en una pelea. Al llegar al lugar, los agentes observaron que alrededor de 20 o 30 individuos estaban obstruyendo parte de la calzada. Cuando los agentes les solicitaron que despejaran la calle, una joven -que no está relacionada con este caso y que, después de ser identificada, fue propuesta para sanción administrativa- se abalanzó sobre ellos y afirmó: "Vienen a provocar, vienen porque somos negros y de otro país, son unos racistas".

Cuando la agente le solicitó su documentación, dos de los acusados, madre y hermano de la mujer, intentaron evitarlo sujetando a la agente por los brazos. En ese momento, otro policía intervino para ayudar a su compañera, y fue entonces cuando uno de los acusados se dirigió a ese último agente y le dijo: "Tú a mi madre no la tocas, hijo de puta". Tanto el acusado como su madre empujaron al agente y lo derribaron al suelo.

La mujer continuó agarrándolo del pelo repetidamente y le sujetó la camisa hasta desgarrarla en el cuello y la manga derecha, mientras su hijo le propinó un puñetazo en la mejilla izquierda. Cuando el agente intentó detenerlo, el acusado le mordió el dedo medio de la mano izquierda. Finalmente, fueron reducidos con la ayuda de otros agentes que llegaron en apoyo.

Una de las acusadas empujó a uno de los agentes para evitar que arrestara a su hijo y lo hizo caer al suelo. Debido a la fuerte oposición mostrada por la mujer, el equipo de comunicaciones del agente resultó dañado.

Después de la intervención policial y la detención de los acusados, el grupo reunido en la calle Asturias se volvió violento hacia los agentes, a pesar de los repetidos requerimientos para abandonar el lugar. Uno de los acusados, que también estaba en el grupo, golpeó a otro policía en la mejilla derecha, lo cual hizo que se le cayeran las gafas al suelo. Inmediatamente después, el acusado huyó corriendo, mientras el policía continuaba recibiendo golpes y agarrones de otras dos procesadas, quienes le rompieron la camisa en la axila izquierda.

Poco después, el acusado que se había ido regresó al lugar y arrojó un cubo de basura hacia otro de los agentes, golpeándolo en la mano derecha y en la cara, y también hizo que sus gafas cayeran al suelo.

La Fiscalía considera que estos hechos constituyen un delito de atentado a agentes de la autoridad y un delito de lesiones, y solicita penas que van desde seis meses hasta dos años de prisión, además de diversas multas.