Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

El Gobierno destina 229 millones en subsidios al CO2 para impulsar la gran industria

El Gobierno destina 229 millones en subsidios al CO2 para impulsar la gran industria

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha otorgado subvenciones por un valor de 228,76 millones de euros a la gran industria como parte del mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero correspondientes a 2023.

En total, 185 empresas industriales se beneficiarán de estas ayudas del ejercicio 2023 (costes 2022). Estas empresas desarrollan principalmente su actividad en Asturias, que es la comunidad autónoma con mayor porcentaje de subvenciones, representando el 21,1% del total. Le siguen el País Vasco con el 18,3% y Andalucía con el 11,7%.

El sector de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones recibirá la mayor cantidad de fondos, un 33,3%, seguido por el sector del papel con un 20,3%, según informó el Ministerio.

Entre las empresas beneficiarias más destacadas se encuentran ArcelorMittal y Asturiana de Zinc, que recibirán más de 31 millones de euros y unos 26 millones de euros, respectivamente. Además, Repsol recibirá cerca de 23 millones de euros y Cepsa alrededor de 10,5 millones de euros, entre otros.

La Unión Europea permite a cada Estado miembro compensar los costes indirectos de las industrias de ciertos sectores o subsectores considerados en riesgo significativo de "fuga de carbono", debido a los costes asociados con las emisiones de gases de efecto invernadero que se reflejan en los precios de la electricidad.

El ministro de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Héctor Gómez, considera que estas ayudas demuestran el compromiso del Gobierno con los sectores industriales y son un instrumento eficaz para mejorar su competitividad, fortalecer sus capacidades industriales y aumentar el empleo. En un momento en el que es necesario aumentar el peso de la industria para acelerar la recuperación económica y enfrentar con garantías la revolución industrial en curso.

Gómez también resalta como una prioridad del Gobierno contar con un tejido industrial sólido, además de garantizar precios competitivos de energía. Asimismo, destaca el esfuerzo presupuestario que el Gobierno está realizando para apoyar a la gran industria.