Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

El Principado ajusta Plan de Calidad del Aire según directrices ministeriales.

El Principado ajusta Plan de Calidad del Aire según directrices ministeriales.

En un paso más hacia la preservación del medio ambiente, el Gobierno del Principado de Asturias ha llevado a cabo la actualización del Plan Estratégico de Calidad del Aire del Principado de Asturias (PECAPA), alineándolo con el nuevo plan marco de acción implementado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

La consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí, ha detallado las modificaciones realizadas, las cuales han estado abiertas a consulta pública durante 20 días y serán aprobadas oficialmente por la consejería una vez finalizado este período.

Una de las novedades más destacadas es la ampliación del alcance del plan para incluir la totalidad del territorio asturiano en la activación por episodios de contaminación. Anteriormente, el plan se limitaba a las zonas urbanas de Gijón, Avilés, cuencas y Oviedo, ahora se sumarán las estaciones de calidad del aire en zonas rurales.

Asimismo, se reducirá el nivel mínimo de partículas 'pm10' de 45 microgramos por metro cúbico a 40, y se mantendrá en 75 microgramos por metro cúbico el umbral de alerta para episodios de contaminación por partículas, superando el valor establecido en el Plan Marco Estatal, fijado en 80.

En relación con los contaminantes a controlar, se incluirán el dióxido de azufre y el ozono, teniendo en cuenta también los pronósticos relativos a la presencia de polvo sahariano y eventos meteorológicos adversos como la estabilidad atmosférica o inversiones térmicas. Adicionalmente, se establecerá un informe anual de seguimiento de los episodios de contaminación en Asturias, junto con indicadores para evaluar la efectividad de las medidas adoptadas.

La consejera Roqueñí ha subrayado la importancia de esta actualización para hacer frente a los impactos cada vez más frecuentes de la contaminación, derivados del cambio climático, especialmente en relación con la llegada de polvo sahariano a la región.

Esta renovación del plan brinda al Principado una herramienta efectiva para hacer frente a los episodios de contaminación que afectan directamente la salud y la calidad de vida en las ciudades. El documento actualizado incluye medidas adicionales para abordar los nuevos contaminantes y ajustar otras medidas existentes según su eficacia demostrada en años anteriores.

Desde la implementación del protocolo actual en 2018, se han registrado 22 situaciones de aumento de contaminación en Asturias, lo que destaca la necesidad de continuar fortaleciendo las medidas de control y prevención.

En cuanto al incendio en la nueva planta de tratamiento de residuos de Cogersa en Gijón, la consejera ha indicado que aún se encuentran evaluando los daños y que se está llevando a cabo una investigación por parte de la Guardia Civil y la Policía Judicial, asegurando que se realizará de manera segura para valorar los desperfectos en las instalaciones.