Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

El PSOE impulsa un pronunciamiento de emergencia climática por el bienestar futuro.

El PSOE impulsa un pronunciamiento de emergencia climática por el bienestar futuro.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Oviedo, Carlos Fernández Llaneza, y el concejal socialista Juan Álvarez, han anunciado su propósito de presentar en la próxima comisión de Urbanismo, Infraestructuras, Servicios Básicos y Participación Ciudadana una propuesta para que el Ayuntamiento adopte una declaración de emergencia climática. Ambos señalaron que es crucial para el futuro de la ciudad tomar medidas concretas y asignar recursos económicos para abordar la emergencia climática, siguiendo el ejemplo de otras instituciones a nivel local, nacional e internacional.

En la propuesta, los socialistas también solicitan la implementación de un plan vinculante que establezca compromisos para reducir la dependencia de los combustibles fósiles, promover el uso de energías renovables y disminuir las emisiones netas de carbono. Fernández Llaneza expresó su convicción de que no hay nada más importante a lo que se puedan enfrentar y recalcó la urgencia del asunto.

El portavoz socialista subrayó la existencia de un consenso científico indiscutible sobre el cambio climático y enfatizó que todos los ciudadanos experimentan los efectos del mismo. Además, hizo referencia a sus propias vivencias de infancia, recordando los días helados en los que caminaba por charcos con hielo o los días de lluvia y frío en agosto, lo que, según él, evidencia la necesidad de cambiar el refranero. Fernández Llaneza también mencionó el testimonio de las personas que viven en zonas rurales, quienes afirman ser testigos directos de este cambio climático. Por último, confió en que el resto de grupos políticos apoyen la aprobación de la declaración de emergencia climática y se sitúen "en el lado correcto de la historia".

El concejal Juan Álvarez recordó que el PSOE ya incluía en su programa electoral medidas relacionadas con la ampliación del arbolado y la mejora de las redes de drenaje y saneamiento. Los socialistas destacaron la importancia de implementar acciones concretas, ya que, de lo contrario, serán los ciudadanos más desfavorecidos quienes sufrirán las peores consecuencias, como no poder permitirse instalar aire acondicionado en sus hogares o pasar el verano en parques sin sombra.