Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

PSOE señala que el PP adopta ideas de Vox respecto a la violencia de género.

PSOE señala que el PP adopta ideas de Vox respecto a la violencia de género.

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Oviedo, Marisa Ponga, ha expresado su preocupación por la postura del equipo de gobierno frente a la violencia machista.

Ponga ha destacado que los miembros del Partido Popular rechazaron las enmiendas presentadas por los socialistas para modificar las bases reguladoras de las subvenciones a la contratación de personas en desempleo por parte de entidades sin ánimo de lucro a través del programa 'Oviedo Trabaja'. Sin embargo, lamenta que sí aceptaron una enmienda presentada por el grupo municipal de Vox, la cual añade referencia a 'otros programas de lucha contra la violencia' en lugar de la violencia de género.

La concejala socialista considera que estos hechos sientan un precedente peligroso y abren la puerta a los esfuerzos de la extrema derecha por negar la existencia de un problema tan grave como la violencia machista. Según Ponga, esta violencia es consecuencia de las desigualdades en las relaciones de poder existentes en la sociedad y que también se manifiestan en las relaciones de pareja.

"Esta sumisión del equipo de Canteli a la agenda negacionista de Vox nos ha llevado a votar en contra de la modificación de las bases", explicó Ponga, quien señaló como especialmente grave esta decisión viniendo de la máxima responsable de las políticas de Igualdad en el Ayuntamiento de Oviedo, Leticia González.

Según Ponga, González no tiene reparo en respaldar el mensaje peligroso de Vox, el cual pretende ocultar y diluir la existencia en nuestra sociedad de relaciones estructurales de desigualdad y dominación de los hombres sobre las mujeres.

En contraste, Ponga lamenta que González desestimó las enmiendas presentadas por el grupo municipal socialista, las cuales buscaban reforzar el enfoque de género de acuerdo a las recomendaciones y guías de las administraciones públicas para garantizar la igualdad y el tratamiento estadístico desagregado por sexos en la regulación de las subvenciones.

Marisa Ponga concluye afirmando que la concejala de Igualdad se muestra más cercana al negacionismo de Vox que a las recomendaciones y guías sobre igualdad de género de las administraciones públicas.